Política

Por qué el comando de Kast y Chile Vamos ven con recelo los gestos de gobierno a favor del candidato

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
El apoyo del ministro Figueroa fue la gota que rebasó el vaso, dicen en Chile Vamos, ante “imprudencias” que, a su juicio, venía cometiendo La Moneda. Desde el equipo del abanderado republicano rápidamente salieron a aclarar que Kast sigue siendo opositor a Piñera. La preocupación ante respaldos de un gobierno con baja popularidad aumenta, sobre todo cuando las encuestas dan por ganador a Gabriel Boric.

“José Antonio Kast ha sido opositor al gobierno de Sebastián Piñera desde que él no cumplió su programa”. La vocera del comando de José Antonio Kast, Macarena Santelices, tuvo que salir a explicar la relación de su abanderado con La Moneda luego de un fin de semana acontecido que culminó con los dichos del ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien afirmó que apoyará al republicano.

No solo eso, en entrevista con La Tercera PM, profundizó en que “el gobierno no puede ser neutral ante los principios que están en juego”.

Comando de Kast se desmarca de ser continuidad del Gobierno de Piñera Agencia Uno
Lee También >

"Ha sido opositor al Gobierno": Comando de Kast se desmarca de ser continuidad de Piñera

La relación entre el comando de Kast y La Moneda se había empezado a tensionar desde el viernes con la salida de la entonces subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, a la campaña del republicano. En primera instancia, la autoridad había decidido tomar estas semanas con un permiso sin goce de sueldo, pero, ante las críticas de la oposición, finalmente, el domingo por la noche, se anunció de la renuncia definitiva de Daza.

“Cada día que pasa nos hacemos más autogoles políticos, en la medida que el gobierno se involucre más en la campaña de Kast, menos posibilidades de ganar tiene”, dijo a primera hora de este lunes el senador de la UDI Iván Moreira, quien verbalizó el sentir de una parte del oficialismo y también del comando de Kast: que los apoyos de ministros no son relevante y, más aún, pueden hacer más daño que aporte. Todo esto ante la impopularidad irremontable que vive la administración Piñera desde el estallido social.

En ese sentido, los dichos de Figueroa era la gota que rebasaba el vaso. Desde el comando de Kast apuraron la respuesta de su vocera y explicaron en privado que no hubo ninguna coordinación previa con el titular de Educación para entregar ese respaldo. Durante la tarde, así, se especuló de una eventual salida del secretario de Estado, pero eso fue descartado rápidamente desde su equipo.

La respuesta de Santelices, de ese modo, también fue inmediata, pues, a esas alturas, el candidato presidencial del Frente Amplio, Gabriel Boric, ya instalaba el tema que temían: que Kast es el candidato del gobierno.

“Este gobierno deja claro, una vez más, ahora mediante uno de sus ministros en ejercicio, que José Antonio Kast es el candidato de Sebastián Piñera y de todo este gobierno y que lo van a defender con medios legales e ilegales. Esto me parece mal, porque el gobierno debiera ser de todos los chilenos y chilenas, sin embargo, es bueno que quede en evidencia que José Antonio Kast representa la versión pinochetista y recargada de lo que ha sido el mal gobierno de Sebastián Piñera”, dijo el diputado Boric.

En paralelo, desde La Moneda afirmaron, fuera de micrófono, que no existe una decisión del comité político sobre entregar respaldos u opiniones políticas. Situaron así lo de Figueroa como un hecho “individual”, que no fue consultado previamente con Palacio. Eso sí, enfatizaron en que no se trataba de ningún modo de un intervencionismo.

Desde Chile Vamos, en tanto, vieron la situación con recelo. El diputado RN Andrés Celis, en el Congreso, advirtió que los dichos de Figueroa podían ser cuestionados por la Contraloría y que si el ministro se quería involucrar en la campaña entonces debía dar un paso al costado.

En privado, el análisis era más profundo y liderazgos oficialistas hacían ver que el gobierno ha sido “imprudente” en los últimos días y que eso solo termina dañando a Kast.

Ya este lunes, de hecho, varios hicieron ver que la decisión de La Moneda de acelerar en el Congreso la agenda de seguridad tampoco era acertada, pues se trata del punto fuerte de Kast. En El Mercurio, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, dijo: “Hemos visto algunas frases, que ojalá no sean solo de matinal, en orden a que ahora existiría una preocupación más relevante en materia de seguridad (para Gabriel Boric)”.

Eso, dijeron en Chile Vamos, marca una posición clara del Ejecutivo y con lo de Figueroa se termina por coronar la postura.

En esa línea, en el oficialismo también han subrayado que las vocerías del ministro Jaime Bellolio han ido “más allá de la prudencia que debe haber con la prescindencia”. Sobre todo, dicen, sus declaraciones del viernes cuando sostuvo que la izquierda le tenía “pánico” a la salida de Paula Daza al comando de Kast. “¿Por qué no renunciaron a sus dietas cuando eran candidatos?”, dijo.

No obstante, en La Moneda defienden al vocero: afirman que sus declaraciones siempre son políticas, sobre todo cuando atacan concertadamente a un personero de gobierno que, en este caso, era Daza.

Mientras, desde el comando de Kast, subrayaban que si bien Chile Vamos respalda la opción del republicano, no están al mando de la candidatura.

La situación, reconocen, tensiona la relación entre el oficialismo y el comando sobre todo en momentos en que las encuestas dan por ganador a Boric.