T13
Emprendedores

¿Cómo entregar un aguinaldo sin afectar las finanzas de mi pyme?

emprendedores
Smart CFO
Por T13
Tener claro el porcentaje de la caja que se asignará a ese beneficio, anticiparse a los procesos críticos y evaluar otros tipos incentivos según las motivaciones de los trabajadores, son solo algunas de las recomendaciones.

Septiembre es un mes particular para las pymes, en el que muchos de los emprendedores chilenos están planificando entregar aguinaldos a sus trabajadores en vísperas de Fiestas Patrias. Pero ¿qué aspectos se deben considerar para entregar este tipo de beneficio, ante el escenario económico actual?

Gabriel Vergara, CEO de Smart CFO, empresa especialista en administración financiera y tributaria de pymes, sostiene que antes de entregar un beneficio económico, se deben considerar dos aspectos. “En lo financiero, si el pagar un aguinaldo afecta la caja de la pyme y pone en riesgo el cumplimiento de otras obligaciones del negocio, entonces al menos es importante dimensionarlo y financiarlo adecuadamente. En lo motivacional, no siempre se logra un impacto positivo en las personas, ya que puede suceder que la percepción de valor de dicho aguinaldo sea negativa y, por ende, generar un perjuicio en el equipo”, admite Vergara.

Al respecto, el experto entrega consejos fundamentales para que las pymes puedan planificar y entregar un beneficio económico, sin comprometer sus finanzas.

  • Planificarse para tener claro el porcentaje de la caja de la empresa que se asignará a aguinaldos: No existe una fórmula mágica, tampoco un porcentaje mínimo o máximo para calcularlo, ya que siempre depende del momento que esté atravesando la empresa. Por lo mismo, es bueno planificar los beneficios económicos con antelación.
  • Mantener las finanzas ordenadas y anticiparse a los procesos críticos: Sobre todo los relacionados a ventas y cobranza, ya que suelen haber menos días para vender y esto genera un efecto en los meses posteriores.
  • Si la empresa está pasando por un período crítico buscar incentivos que no sean en dinero (siempre y cuando el aguinaldo no esté estipulado en el contrato o no sea un derecho adquirido de los trabajadores): hace algunos años la motivación de las personas ha evolucionado hacia otros intereses que no son necesariamente económicos, por ejemplo, días o tardes libres previo a los feriados y actividades de empresa que contribuyan a la unión del equipo.