T13
Emprendedores

Deudas de pymes aumentaron en 2022: ¿Cómo recuperar las facturas impagas?

emprendedores
Getty Images
Por T13
Fintech chilena de uso gratuito ha ayudado a más de 9.000 emprendimientos del país a recuperar sus facturas impagas.

Con el objetivo de ayudar a las pequeñas y medianas empresas a recuperar las facturas impagas, el emprendedor chileno, Alejandro Pérez, creó en 2018 CobranzaOnline.com, plataforma web que agiliza el proceso de cobranza extrajudicial a deudores incobrables. A cuatro años de su inicio de actividades, se ha transformado en todo un éxito, con una tasa de crecimiento de 100% en 2021, y con más de 9.000 pymes de todo el país como sus clientes.

La fintech chilena es de uso gratuito, y efectúa un cobro solo en el caso que se recupere el dinero en forma efectiva, lo que la convierte en una alternativa mucho más accesible que los sistemas de cobranza tradicionales.

“Nuestra herramienta apunta a democratizar el acceso a la cobranza extrajudicial para las pymes actualmente afectadas en su flujo de caja, sin dejar de actuar como un puente para encontrar soluciones entre el deudor y el acreedor, y empatizando con ambas partes”, señala Alejandro Pérez, CEO de CobranzaOnline.com.

Alta efectividad

CobranzaOnline.com registró 2.000 nuevos clientes durante 2021, cifra que prefigura un mayor acercamiento de pymes a la plataforma a lo largo de este año si las condiciones económicas persisten. En lo que va de 2022, ya lleva registrados más de $12 mil millones de pesos en documentos por cobrar, que van desde $10.000 hasta $50.000.000 por factura.

El crecimiento de la plataforma obedece a haber identificado tempranamente problemáticas relevantes detrás de la cobranza, de las cuales se hicieron cargo con tecnología. Otro aspecto que favorece el rápido crecimiento de la plataforma corresponde a la sencillez en la carga de las deudas por parte de las pymes: el cliente solo sube su factura impaga, y la tecnología de CobranzaOnline.com hace el resto.

Además, garantiza una alta efectividad, en base a ofrecer a los deudores flexibles opciones: pago con crédito, con cuotas, la renegociación de la deuda, e incluso una plataforma de reparos y repactaciones. Todo ello redunda en una tasa de recuperabilidad 30% superior a la del mercado, con un 96% de contactabilidad exitosa, y 14 días promedio de recuperación.