T13
Emprendedores

Ex tenista emprendió con confites y hoy triunfa con la venta de cuchuflies

emprendedores
Confites Valle Claro
Por Romina Jaramillo
Antonio Yunis se dedicó al tenis por varios años, hasta que decidió dar un giro en su vida y crear su propio emprendimiento. Fue así como nació Confites Valle Claro, una marca conocida en todo el país por el sabor de sus ricos productos.

Antonio Yunis siempre estuvo ligado al mundo del emprendimiento, ya que vio en su padre el ejemplo del esfuerzo y la perseverancia de sostener una fábrica textil. Sin embargo, cuando Antonio era joven decidió seguir su propio camino y dedicarse al tenis de manera profesional.

Pero todo cambió cuando Antonio sintió que debía hacer algo más que el tenis, y sorpresivamente al ver unos cuchuflies toda su vida cambió. “Ahí me cuestioné mi vida laboral, opté por ser emprendedor e iniciarme con mi pyme Confites Valle Claro”, puntualiza Antonio Yunis.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Confites Valle Claro (@confitesvalleclaro)

Reconocimiento de la gente

Fue en 2001 cuando los primeros productos de Confites Valle Claro salieron a la venta, y el proceso de producción es muy diferente a lo que es actualmente. “Yo rellenaba los cuchiflíes con manjar en mi casa. Después se me ocurrió hacerlos bañados con chocolate. Posteriormente empecé a vender mis productos a otros negocios como pastelerías y minimarkets. Y sin darme cuenta esto comenzó a crecer”, señala.

Actualmente, este emprendedor tiene alianzas con diversos proveedores, sus productos llegan a diversos lugares del país y en su negocio trabajan seis personas. “Yo creo que la clave del éxito es que uso materias primas de excelente calidad”, dice.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Confites Valle Claro (@confitesvalleclaro)

Incluso, las personas reconocen su marca y lo han llamado para felicitarlo. “El cariño que me expresan los clientes es lo más lindo y espero seguir creciendo con mi negocio. Hay mucha competencia en la venta de cuchuflies y alfajores, por lo que nunca me imaginé que me iba a ir tan bien”, comenta este emprendedor.

Los más pedidos

La pyme de Antonio nació gracias a la venta del tradicional cuchuflí, pero poco a poco ha ampliado la gama de productos, y estos son los más solicitados por los clientes:

  • Cuchuflí bañado en chocolate: El valor de las cinco unidades es de $1.200.
  • Cuchuflí tradicional: Con un valor de 850 pesos los cinco.
  • Cuchuflí sin azúcar: El precio es de $1.100 los cinco.
  • Cocadas tradicionales: Cada unidad vale $850.
  • Alfajores artesanales: Cada uno cuesta $850.

¿Dónde encontrarlo?

  • Dirección: Calle Buenos Aires 316, Recoleta.
  • Sus productos están presente en diversos supermercados, tiendas de conveniencia, servicentros, entre otros.
  • Instagram: @confitesvalleclaro
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Confites Valle Claro (@confitesvalleclaro)