T13
Emprendedores

La mujer que está al mando de una de las startups con mayor crecimiento de Chile

emprendedores
CleanLight
Por T13
Camila Svec es directora y gerente comercial de CleanLight, una empresa de energías renovables que con apenas tres años en el mercado lleva más de 10 millones de dólares facturados y que llegó a Estados Unidos.

Camila Svec soñó con una vida sobre las nubes y para eso, estudió aviación para piloto privado. Y si bien, no llegó a ejercer, fue por un viaje a Brasil que su vida cambió del cielo a la tierra de manera totalmente inesperada.

En ese viaje conoció a Jordan Butler, actual pareja y padre de sus dos hijos. Y fue en esta sinergia de amor, sueños de independencia económica y deseos por aportar al mundo, es que nació CleanLight, hoy líder nacional en el negocio de las energías renovables en Chile en la gran minería con sus soluciones móviles de energía solar y una de las startups nacionales con mayor proyección.

Solo en 2021 CleanLight vendió 5.2 millones de dólares, ya se encuentra en expansión a otros países de América Latina, y se encuentra constituida como empresa en Estados Unidos.

Energías solares

¿Cómo nació todo? Junto a su pareja estuvieron viendo distintas alternativas hasta que llegaron a la idea de generar un negocio en Chile relacionado a las energías solares. Fue así que decidieron dar un salto cuántico en 2019 y participaron de una licitación de Codelco por 20 unidades de torres solares. ¿Y qué pasó? Se lo adjudicaron. 

Cuando se adjudicaron Codelco, tenían 45 días para hacer la primera entrega de 20 unidades. “No teníamos nada, ni una fábrica, a nadie trabajando en operaciones, no teníamos plata, éramos solo dos comerciales que nos habíamos adjudicado el proyecto. Y eso sí que fue una locura, implicó ir a los bancos a pedir préstamos que obviamente nos fueron negados”, rememora la gerente comercial quien por esas fechas estaba esperando a su primer hijo. 

¿Cómo lo lograron?

“Finalmente lo que hicimos fue ir con la orden de compra a inversionistas quienes nos prestaron dinero, a cambio de devolverles después una cantidad mayor a penas nos pagaran. Así fue cómo conseguimos capital”, agrega.

Las torres solares en Codelco funcionaron a la perfección, desmitificando que las energías solares no servían para la operación minera. Y con esto, se abrió la puerta a entregar estos productos sustentables a todas las empresas mineras en Chile.

La mujer en la industria

“Hoy la sociedad chilena ha evolucionado en pocos años, siento que se han generado varias instancias que han permitido concientizar sobre el rol de la mujer en la industria”.  Por otro lado, según cuenta, el rubro de la sustentabilidad y energías renovables se ha ido convirtiendo en un área transversal y de equidad de género.

“Siento que la sustentabilidad es mucho más transversal, no habla de género, ni de inclinaciones políticas, es más neutral en muchos sentidos. Pensamos en temas que van más allá de la empresa, hay colaboraciones y compañerismo entre empresas de sustentabilidad, se prioriza más que la energía limpia esté presente, es como un deseo común, y que podemos hacerlo entre todos, te sientes más acompañada que juzgada”, aclara.