Política

La trama que llevó a un sector de Chile Vamos a tomar distancia de una nueva Convención

ex-ante
Agencia Uno - Chile Vamos
Por Ex-Ante
Un grupo de parlamentarios de RN destapó esta semana un debate que se está dando en privado en buena parte de Chile Vamos: desechar la configuración de una nueva Convención para continuar con el proceso constituyente, como habían conversado inicialmente con la centroizquierda antes del plebiscito, e impulsar una fórmula que se incline por dejar el proceso en mano de un grupo de expertos, en sintonía con los resultados de las encuestas que arrojaron esta semana Feedback y la UDD. A continuación el debate interno en la derecha.

Panorama general. El amplio triunfo del Rechazo no solo generó revuelo al interior del gobierno, sino también en los partidos de Chile Vamos. Los dirigentes de los partidos iniciaron una serie de reuniones para analizar los resultados del domingo. Lo primero que empezaron a preguntarse fue si acaso instalar una nueva Convención Constitucional era la única forma de llegar a un nuevo texto que representara a ese 61% que votó rechazo. “El compromiso que se asumió es con una nueva y buena constitución”, dice un alto dirigente del sector.

  • Rápidamente se empezaron a analizar otras fórmulas, distintas a las que habían conversado con la centroizquierda previo al plebiscito, que apuntaban a configurar una nueva Convención Constitucional. La contundencia del resultado, a su juicio de altos personeros de Chile Vamos consultados por Ex-Ante, había generado un nuevo escenario político. Entonces empezó a socializarse la idea de no precipitarse en descifrar la potencia electoral del 61% de manera prematura. “Hay múltiples caminos para llegar a Roma”, empezaron a señalar diversos parlamentarios del sector.
  • “¿Quiere la ciudadanía tener otra elección?”. Desde la derecha señalan que han habido 8 elecciones en dos años y seguir con esa secuencia puede terminar de cansar a los votantes, sobre todo después de un proceso constitucional que diversos analistas han definido como “traumático”.
  • En la centroderecha no hay dos opiniones respecto a la necesidad de cambiar la Constitución. El punto es cómo hacerlo, calibrar hacia dónde va la opinión pública y el nivel de hastío con la idea de una nueva Convención. También lo es aparecer entregando certezas, en el marco de una agenda marcada por las reformas tributaria y previsional y el precario escenario económico del país.

Telón de fondo. Si los principales dirigentes de la derecha habían señalado a inicios de semana que era necesario digerir los resultados del domingo y que la ciudadanía se cansó de decisiones rápidas, a partir de el miércoles esa posición comenzó a robustecerse al interior de un sector de Chile Vamos.

  • Feedback preguntó en una encuesta post plebiscito lo siguiente: “Tomando en cuenta que se rechazó la propuesta de una nueva Constitución, ¿Cuál de las siguientes alternativas prefiere usted?”. El 54% respondió: “Que una comisión de expertos redacte una nueva Constitución y luego se someta a un plebiscito de salida”.
  • La opción que le siguió obtuvo el 23%: “Reiniciar el proceso desde el comienzo y elegir a otros integrantes de la Convención Constitucional”. Las otras opciones tuvieron menos eco, como el continuar con la actual Constitución (9%) o que el Congreso redacte una nueva Constitución y luego se someta a un plebiscito de salida (6%).
  • Una encuesta de la UDD arrojó resultados similares. Un 40% prefirió la opción de que “especialistas o expertos designados redacten una nueva Constitución” y un 28% que se llame a elecciones para conformar una nueva Convención Constitucional.
  • El lunes, antes incluso de conocer estas encuestas, en el consejo general de RN se alzaron voces pidiendo poner una pausa al proceso. Y otros, derechamente, señalaron que buena parte del aplastante triunfo del Rechazo se debía a una respuesta a lo realizado por la Convención, por lo que convocar a una nueva parecía no ser el camino más expedito.
  • El ex convencional Cristián Monckeberg lo sinceró esta semana en radio ADN: “Yo escucho en privado que todos dicen ‘no, no queremos una nueva Convención’, de lado y lado”.
  • De ahí que la idea de convocar a un grupo de expertos que propongan un proyecto constitucional, que luego sea refrendado en un plebiscito, ha ido tomando fuerza en buena parte de RN y otros sectores de la centroderecha.

¿Convención? ¿Comisión de expertos? ¿Hoja en blanco?: Las propuestas para la nueva Constitución Agencia Uno - El salón de honor de la sede en Santiago del Congreso
Lee También >

¿Otra convención? ¿Hoja en blanco? ¿Comisión de expertos?: Las propuestas para la nueva Constitución

  • Otros partidos también han perfilado sus posiciones, como los republicados o el Partido de la Gente, distantes de convocar una nueva Convención, y Evópoli, que salió este viernes a posesionar su postura en la derecha refrendando su compromiso con una nueva Convención.
  • En la UDI las aguas están igual de revueltas, pero, a diferencia del presidente de RN, Francisco Chahuán, su par de la UDI Javier Macaya ha logrado unificar el debate de su colectividad de cara a la opinión pública.

Lo que se dice. La comisión política de RN y diversos parlamentarios de Chile Vamos han planteado la necesidad de continuar el proceso constituyente, pero sin que pase por una Convención. El aplastante triunfo del Rechazo dejó así en puntos suspensivos las conversaciones preliminares que llevó a cabo la centroderecha con la centroizquierda, que apuntaban a instalar una nueva Convención.

Acuerdo Comisión Política RN. El triunfo del rechazo del día domingo reafirma la voluntad de la ciudadanía respecto de una nueva y buena Constitución, que una a los chilenos. Reafirmamos el compromiso irrestricto que Renovación Nacional ha asumido con la ciudadanía, ratificado en su Consejo General, en consideración a lo que el pueblo chileno decidió el domingo 25 de octubre de 2020: queremos promover un mecanismo que permita que a la brevedad Chile pueda tener una nueva y buena Constitución, que sea un pacto de convivencia para todos los chilenos.

Javier Macaya, presidente de la UDI: “Chile necesita conversar, no negociar o imponer. En campaña tuvimos el compromiso de tener una buena y nueva Constitución. Tenemos que tener una para los próximos 100 años, tenemos que ser capaz de acordarla pronto, y no se puede topar con las próximas elecciones presidenciales”.

  • “La conversación que se está dando en el Congreso hoy día debe tener presente dos factores: por un lado hay algunos maximalistas que pretenden repetir exactamente el mismo ejercicio de la Convención, con los mismos escaños reservados, con la misma fórmula, lo cual no solamente es un error en sí mismo porque este proceso fracasó el fin de semana, es desconocer el resultado de una gran mayoría de los chilenos que le dijo que no a esa fórmula y al resultado que de ahí emanó. Por otro lado hay otros que pretenden dejar todo igual, amparándose en el artículo 142, diciendo que tenemos que mantenernos en un status quo y no hacer nada. Ambas posiciones contribuyen a polarizar el ambiente”.

Juan Antonio Coloma, senador de la UDI: “Tiene que tener una participación de expertos. No simplemente referenciales, sino que cada día me voy convenciendo que tiene que tener más capacidad de acción y capacidad de que sus mandatos sean asumidos en ese texto constitucional”.

Diego Schalper, secretario general de RN: “No le tenemos miedo, ni estamos cerrados a ningún mecanismo pero estamos tomándonos el tiempo para analizar con calma las distintas alternativas”.

Iván Moreira, jefe de la bancada de senadores de la UDI: “No nos confundamos. No nos equivoquemos, el triunfo del Rechazo es producto de un compromiso con la centroizquierda democrática. Compromiso para hacer una nueva Constitución y lo vamos a cumplir. La forma hay que decidirla, en forma rápida para dar certezas. Los chilenos no quieren más plebiscitos ni elecciones, lo que quieren es una Constitución y, al mismo tiempo, solución de sus problemas y el camino más adecuado es un comité de expertos representativo de todos los sectores políticos en un plazo de seis-siete meses.

Juan Castro, senador de RN. “Nosotros dijimos que estamos dispuestos a trabajar en una nueva Constitución, pero soy partidario de que sea redactada por expertos. No debemos llamar a una votación. Por ningún motivo. Esa es la posición mía y de varios senadores de Renovación Nacional. No hay ningún apuro. Tenemos que ser capaces de ver cómo elegimos esos expertos”.