Política

Lo que hay que saber de Gonzalo de la Carrera, su polémica trayectoria y su explosiva personalidad

ex-ante
Agencia Uno - Gonzalo de la Carrera
Por Ex-Ante
El ex Evópoli y ex Republicano, el ingeniero comercial fue pasado por segunda vez en dos meses a la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados, luego de golpear a su vicepresidente. Vivió en EEUU durante la UP, fue expulsado de dos colegios y, tras titularse, se convirtió en un empresario exitoso. Tuitero incontinente, antivacunas y ex conductor radial, De la Carrera fue demandado por su ex esposa por pensión de alimentos, golpeó a un ex jefe de campaña y ha sumado una serie de episodios que han provocado rechazo transversal. “Sin pecar de soberbia, debo ser del 10% de los parlamentarios con más formación que llega al Congreso”, dijo días antes del 11 de marzo.

Qué observar. Dos días después de que la última encuesta Cadem revelara que Gonzalo de la Carrera era, junto a los PC Daniel Jadue y Guillermo Teillier, uno de los políticos peor evaluados, el diputado independiente protagonizó un bochornoso incidente en la testera de la Cámara: golpeó al vicepresidente Alexis Sepúlveda (PR) al término de una sesión por temas de narcotráfico.

Golpe en la testera. En la tarde de este martes, cuando finalizaba la sesión, De la Carrera pidió la palabra para referirse a la ministra Izkia Siches: “Yo quiero despedirla gentilmente de su cargo, porque sé que después del resultado del domingo (en el plebiscito, no la vamos a ver de nuevo como ministra, quizás como embajadora”.

  • De inmediato la oposición pidió sancionar a De la Carrera, quien apenas terminó la sesión fue a la testera a reclamar por la amonestación, donde terminó golpeando a Sepúlveda. El violento episodio -que luego fue difundido por un video de la Cámara- culminó con De la Carrera expulsado de bancada del Partido Republicano (ya lo habían exonerado de la colectividad) y denunciado a la Comisión de Ética por segunda vez: en junio golpeó en el oído al presidente de la Comisión de Economía, Daniel Manoucheri (PS).
  • De la Carrera entregó una versión a minutos de los hechos: “él (Sepúlveda) me pegó dos pechazos en la testera y yo reaccioné ante la agresión de él. Me defendí”.
  • Los testigos, así como también la también vicepresidenta de la Cámara, la diputada Claudia Mix (Comunes), aseguraron que Sepúlveda intentó calmarlo “luego que tratara de ‘estúpida’ a la diputada Marcela Riquelme”.
  • Riquelme relató lo siguiente: “Se nos cruza por delante el diputado De la Carrera y se lleva unos centímetros al diputado Soto (Raúl) y le dice ‘hay estúpidas que llegan tarde y a llamar la atención. Y yo le dije ‘qué te pasa, por qué me tratas de estúpida’. Él siguió insultándome y yo le pedí al diputado Soto (quien preside la Cámara) que certificaran el hecho de que habían presenciado los insultos”.
  • Pero fue un video del momento, que pasadas las 21:00 horas liberó la Cámara de Diputados, el que mostró a De la Carrera agrediendo con un su puño al vicepresidente de la Corporación, mientras otros intentaban calmarlo.
Video del momento de la agresión del diputado De la Carrera

Sus años en EUUU durante la UP. Gonzalo de la Carrera nació el 13 de enero de 1962. De acuerdo a un reportaje de Revista Sábado, de El Mercurio, De la Carrera es hijo de Jaime de la Carrera, un ingeniero civil, y de María Isabel Correa, dueña de casa. Tuvo 4 hermanos. Provenía de un mundo conservador y católico. Su padre decidió abandonar Chile tras el triunfo de Allende y radicarse en EEUU, donde la familia vivió 6 años. El diputado ha dicho que fue discriminado por ser sudamericano y que estudió en una escuela pública del estado de Florida.

Turbulento regreso a Chile. Volvió a Chile con Pinochet en el poder. Su padre lo matriculó en el Craighouse School. Según el artículo de la Revista Sábado anteriormente mencionado, a De la Carrera se le recuerda como un alumno rebelde y problemático. Su indisciplina lo llevó a ser expulsado del colegio, tras lo cual fue matriculado en el Liceo 11, en Las Condes. Y siguió siendo un alumno problemático, que lo llevó a quitarle la peluca a la vicerrectora y lanzarlo por el baño. Expulsado por segunda vez fue matriculado en el Redland School, donde terminó su enseñanza media. Cuentan que ahí cambió su conducta y decidió estudiar ingeniería comercial en la UC. Se tituló en 1985.

Empresario exitoso. Trabajó durante 14 años en Oriflame, donde fue presidente para América Latina. Tras ello, fundó la empresa “Perfúmame” junto a su hermano. Como ingeniero estuvo en el Grupo Bethia. También fue presidente ejecutivo de Colmena y La Polar, además de vicepresidente de Enap, donde renunció tras la crisis ambiental de Quintero-Puchuncaví. Trabajó en Radio Agricultora, en el programa “Directo al grano”, un espacio de corte empresarial que, por sus comentarios, lo fue convirtiendo poco a poco en personaje público.

Las fakenews. El 26 de diciembre de 2018, De la Carrera protagonizó el primero de varios incidentes públicos que vendrían en adelante, cuando compartió por su cuenta de Twiiter un link que le atribuía a la entonces diputada Camila Vallejo un frase (falsa) que señalaba que “la pedofilia es un derecho a recuperar”. El retuit le valió no solo críticas, sino una querella de Vallejo, por la que finalmente no fue condenado. Según dijo en ese entonces, “yo no tengo cómo saber que este es un medio trucho, no me dedico a la investigación periodística. Yo creo que mucha gente tiende a pensar que es un medio que existe, que es un medio serio”.

Ex Evópoli y ex Republicano. De la Carrera entró en política primero a militar en Evópoli. En una entrevista que dio en enero de 2019 a La Segunda, contó que “para el plebiscito de 1988 yo era pinochetista”. Para entonces contaba que era cercano a la directiva de Evópoli: “Felipe Kast, Hernán Larraín, Luz Poblete”, dijo. Luego ingresó al Partido Republicano.

Su desembarco en la Cámara de Diputados. Primero intentó ser alcalde de Las Condes, sin suerte, y luego fue electo en las parlamentarias del 2021 como la primera mayoría del distrito 11, un bastión tradicional de la derecha. En febrero, cuando se alistaba a llegar a asumir como parlamentario, dijo a El Mercurio: “Sin pecar de soberbia, debo ser del 10% de los parlamentarios con más formación que llega al Congreso”.

De La Carrera: Agencia Uno - Gonzalo de la Carrera tras agresión en el Congreso
Lee También >

De La Carrera: "Estoy orgulloso de haberme quedado solo, Jesucristo también se quedó solo"

Demanda por pensión alimenticia. En medio de su campaña a la alcaldía, el 11 de noviembre de 2021 se hizo pública una demanda por pensión alimenticia que meses antes presentó su ex esposa. El ahora diputado dijo que ella realizaba un chantaje electoral. Fue acusada entre otras cosas de “falto de control de impulsos” e “insultos y reacciones desproporcionadas”.

Golpe e insultos a su jefe de campaña. De la Carrera era candidato a alcalde e Ignacio Dülger, del Partido Republicano, su jefe de campaña. “Con Ignacio teníamos una relación de bastante hueveo. Y en esos juegos de brusquedad un día me chorié y le pegué una chuleta en la raja. Pero no pasó a mayores. Estábamos en una reunión estratégica y él no abandonaba nunca la sala. Se daba vueltas y vueltas. Se iba yendo y se devolvía. Cuando lo veo le digo: “!Ya po’, huevón, hasta cuando¡”. Y le pegué una chuleta. “Partiste a la calle””, ha dicho.

Relación con Kast. En las últimas elecciones presidenciales, fue el primero en salir a asumir la derrota de José Antonio Kast., provocando las molestias dentro de la contienda republicana. El 23 de diciembre, De la Carrera publicó un video en que el dijo que “tengo un estilo particular, que va directo al grano e incomoda al partido” y confesó que él no dimitió al partido: “Yo no renuncié a Republicanos, José Antonio Kast me pidió la renuncia. Estoy muy triste, no soy un traidor”.

Tuitero incontinente y antivacunas. La última polémica de De la Carrera, antes de golpear al vicepresidente de la Cámara, fue el 18 de agosto, a raíz de un tuit que generó repudio transversal: publicó una imagen del Cementerio General donde señalaba “El ApruEVO y el Servel haciendo puerta a puerta”. Poco antes, había cuestionado la aparición de personas fallecidas en el padrón electoral. Aunque después eliminó su publicación, escribió una nueva: “Parece que le pegué de lleno al avispero. Demostré las falencias del @ServelChile y los zurdos antidemocráticos se enfurecieron. Tienen miedo que se les acabó la posibilidad de fraudes? Ojo. Estoy recibiendo información desde dentro del Servel”.

  • Días después, el 23 de agosto, un nuevo video que subió a Twitter provocó rechazo transversal: “Somos millones de chilenos que estamos arrepentidos de haberlo hecho (vacunarse). Han introducido grafeno en nuestro organismo, no tenemos idea cuales son los efectos secundarios”

La muerte que lo marcó. El 29 de agosto de 2008, en un accidente carretero en Putre durante su viaje de estudios, su hija Trinidad, de 16 años, fue una de las nueva alumnas del Colegio Cumbres que murió en esa tragedia. De la Carrera ha dicho que ese hecho marcó su vida en un antes y un después. Un mes antes, había muerto su hermano y socio en “Perfúmame” de un cáncer linfático.

  • “Cuando murió mi hija yo estaba en Nueva York acompañando a Fernando González en el Gran Slam. Somos muy amigos. Íbamos en auto camino a un restorán a celebrar cuando me dicen que hubo un accidente de uno de los buses. A la media hora se supo que entre las muchas niñitas heridas, había nueve fallecidas y que una de ellas era mi hija. Yo estaba con mi hijo de 13 años. Quedé en estado de shock… Nos fuimos al aeropuerto y Lan Chile nos subió en el primer vuelo. No tuve la ocasión de verla. Cuando llegué ya la habían pasado al Servicio Médico Legal y ya estaba en el ataúd”, contó en enero de 2019 en una entrevista a La Segunda.

Sus días más difíciles. De ese periodo, recordó que un día sintió que tocó fondo. “No tenía fuerzas para nada. Días después de que murió mi hija, mi amigo Neven Ilic me ofreció ser gerente de ADO Chile. Ese fue el salvavidas que me tiró. Logré postergar el duelo un año hasta que me cuerpo me dijo ‘para’.”

  • Estuvo dos años encerrado en su casa. “Me vestía. Tenía angustia, estaba cansado. No me preocupaba nada. Si me decían que mis ahorros se estaban yendo a la cresta, no me importaba. Y eso que coincidió con la crisis de Lemman Brothers. No tenía energía. Leía muchos libros de autoayuda. También me tocó la crisis de los Legionarios de Cristo. Investigué mucho sobre la vida de Marcial Maciel y me di cuenta de que había sido un abusador, un pedófilo desde el año 59”.
  • De La Carrera fue católico y contó que se alejó de la Iglesia “por la muerte de mi hija y por la profunda decepción que me provocó la pederastia en los curas”.