Política

Perfil: Manuel Monsalve, el médico PS que llega a la subsecretaría del Interior

ex-ante
Por Ex-Ante
El diputado Manuel Monsalve llegó a inicios de este año al equipo de la candidata Paula Narváez con un perfil más bien bajo, pero asumió protagonismo al elaborar un diseño para integrar al partido al comando. Fue uno de los primeros socialistas que apoyó a Boric y desde la subsecretaría del Interior le tocará asumir un rol clave en materia de seguridad junto a la ministra Izkia Siches, ambos médicos de profesión. Originario de Coronel, Monsalve se inició en política al alero de Camilo Escalona, el líder de la “Nueva Izquierda”. En el PS le reconocen su destreza en el ámbito de la estrategia política, pero no están claros sus conocimientos y habilidades en la agenda de seguridad pública. Su designación se dará a conocer a más tardar este miércoles.

De Coronel: Monsalve (55 años) nació en esa comuna del Bío-Bio. Hijo de 2 funcionarios administrativos del hospital de Coronel, está casado y tiene 2 hijas.
Médico y primer profesional de su familia: Estudió en el liceo Antonio Salamanca y fue el único de sus 140 compañeros que logró entrar a la U. de Concepción, de la que se graduó como médico en el tercer lugar de su generación, afirman en el PS. Fue el primer profesional de su familia. Más tarde cursó un magíster en Gobierno y Gerencia Pública.

Militancia PS: En los 80 se integró al PS-Almeyda. En los 90 entró al sector de la Nueva Izquierda -cuyo líder histórico es Escalona-, fue concejal de Los Álamos (en la provincia de Arauco) y ocupó cargos regionales PS. También fue cercano a Mahmud Aleuy.

El llamado de Bachelet: En 2000 Monsalve recibió una llamada que catapultó su carrera política: al otro lado de la línea estaba Michelle Bachelet, ministra de Salud de Lagos, para nombrarlo Director del Servicio de Salud Arauco, en el cual impulsó nuevos hospitales, una modernización de la red y clínicas móviles. Su gestión y el cargo -al cual llegó recomendado por Escalona, entonces diputado por la zona y cercano a Bachelet- le permitió lograr identificación en la población de Arauco.
Reemplazo de Escalona: Fue esa gestión la que lo hizo asomar como reemplazo natural en la Cámara de Escalona, cuando este compitió al Senado en 2005. Monsalve fue electo con 29% y se ha reeligido 3 veces.

Nueva facción PS: En la Cámara, Monsalve se acercó más a Osvaldo Andrade y se salió luego de la “Nueva Izquierda”, por diferencias con el estilo de mando de Escalona. Al avanzar su trayectoria política, prefirió mayor autonomía de ese grupo. Después fundó con Andrade una nueva facción (Convergencia Socialista).

Desembarco en la esfera nacional: Su trayectoria estuvo radicada más bien a Arauco y su labor legislativa en las comisiones de Hacienda, Educación y Salud -logró conseguir beneficios para manipuladores de alimentos y asistentes de la educación- hasta 2018, cuando asumió la jefatura de bancada PS. Su desempeño fue valorado por sus pares -logró unirlos en un complejo momento, tras la derrota electoral de 2017-, al punto que ocupó el cargo por un segundo año en 2019, por primera vez en el PS. Se hizo respetado entre los diputados: suelen consultarlo para votar.

t13.cl
Lee También >

[VIDEO] Análisis de Axel Callís: Las claves del primer gabinete de Boric

Rol de estratega más que ejecutivo: En el PS es identificado transversalmente por su aporte en las definiciones políticas de la bancada. Fue él quien planteó en el verano de 2018, tras la derrota, que la única forma de tener incidencia era lograr sentar a la mesa a la DC y el FA, para un acuerdo por la mesa de la Cámara, que negoció personalmente con ambos (y que luego se quebró en 2020). Impulsó que el PS se restara de las comisiones pre-legislativas de La Moneda: convenció a sus pares con el argumento de que el Gobierno buscaba inhibir el rol del Congreso negociando por fuera, además de dividir a la oposición. Es descrito en el PS más como un estratega que como un “ejecutivo”.

Perfil mediador: Sus pares destacan que en los peores conflictos internos mantiene un tono mesurado. “¿Qué ganas enojándote?”, suele repetir, instando a una solución. Cuando los resultados de la elección interna PS se retrasaron un mes producto de las acusaciones de irregularidades por parte de la lista de Maya Fernández -a quien apoyó Monsalve-, fue uno de los primeros en llamar a reconocer el resultado -mientras Marcelo Díaz y otros apostaban a quebrar el PS- y a tender puentes con Álvaro Elizalde para recuperar la gobernabilidad interna.

Intervención en conflicto Elizalde-Narváez: Fueron esas características las que le permitieron -junto a Andrés Santander y Ricardo Solari- mediar en esa compleja relación, por desconfianzas mutuas entre ambos, las que estaban impactando el avance de la campaña al punto que Narváez se estancó en encuestas. Monsalve -coordinador político de Narváez- comprendió que el comando requería del partido -hasta antes más ausente del diseño inicial de campaña y con mayor influencia del bacheletismo- y dio garantías a Elizalde de que su entorno se integraría. Elaboró un diseño, con un triunvirato encargado de ejecutar la campaña: él, Santander y Solari (estos dos cercanos a Elizalde). De ahí que hoy es visto como la figura clave del comando, por sobre la jefa de campaña Nivia Palma.

Disidente a Elizalde y su relación con Aleuy: Ha emitido críticas a su conducción del partido, pero se integró a la mesa PS como vicepresidente. Algunos socialistas lo sitúan como un cercano de Mahmud Aleuy, ex subsecretario del Interior durante la segunda administración de Bachelet.

Duro con el Gobierno y a la izquierda del PS: Es identificado como un férreo crítico y fiscalizador del Ejecutivo. En 2019, llevó el entonces ministro Felipe Larraín a Contraloría y Fiscalía por un viaje a Harvard con recursos fiscales. Dentro del PS es definido como un actor que busca fortalecer la identidad de izquierda del partido.

Relaciones con la oposición: Ha generado vínculos con buena parte de los dirigentes del sector, al punto que sonó en el último verano como candidato de unidad para recuperar la mesa de la Cámara a través de una censura a Diego Paulsen (RN).

Ascenso político: Sus cercanos le han reprochado falta de ambición política. Andrade intentó que lo sucediera en la presidencia PS en 2015, pero a Monsalve nunca le interesó: prefirió trabajar su región y nunca se ha querido trasladar a Santiago. Ahora que no puede ir a la reelección es visto como posible candidato al Senado por Bío-Bio, pero no ha confirmado disponibilidad.

Su rol en la Seguridad Pública. Si la designación de Mario Marcel era clave para despejar la incertidumbre respecto del manejo económico del próximo gobierno, el control del orden público es otro de los grandes desafíos  de la futura administración. A la agenda delictual, una de las prioridades en las encuestas, se suma el conflicto en La Araucanía, donde los grupos radicales han advertido que seguirán por la vía armada con Boric en La Moneda. En el PS le reconocen a Monsalve su destreza en el ámbito de la estrategia política, pero no están claros sus conocimientos y habilidades en la agenda de seguridad pública. Monsalve será así uno de los hombres fuertes de la recién designada ministra del Interior, Izkia Siches.