Mundo

“El árbol virtual de la vida” muestra cómo todas las especies están relacionadas entre sí

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
Investigadores británicos tardaron casi diez años en visualizar la relación de los 2,2 millones de especies conocidas, las amenazadas y las que ya desaparecieron.

El proyecto es una especie de "Google Earth de la biología", dicen los dos biólogos responsables en la revista científica Methods in Ecology and Evolution. "Esperamos ofrecer a la gente una forma totalmente nueva de entender la historia evolutiva y la inmensidad de la vida en la Tierra en toda su belleza", dijo James Rosindell, investigador de la biodiversidad en el Imperial College de Londres.

Para la visualización, Rosindell y el biólogo evolutivo Yan Wong, de la Universidad de Oxford, organizaron las especies según su relación genética (filogenia) y no según la taxonomía tradicional, porque esto refleja mejor la historia evolutiva.

Esto se debe a que las clasificaciones tradicionales, como la de "peces", no reflejan las verdaderas relaciones entre las especies, ya que, por ejemplo, los mamíferos están más emparentados con algunos peces que algunos peces entre sí. En la página interactiva deOneZoom.org, se puede profundizar sobre las interconexiones individuales y explorar paso a paso toda la vida del planeta.

Visualización con Big Data

Los dos biólogos empezaron su proyecto en 2012 con solo 5.000 especies de mamíferos; ahora, su"árbol de la vida" comprende 2,2 millones de especies. Analizar toda la información disponible en las bases de datos habría sido imposible a mano. Así que los biólogos desarrollaron nuevos algoritmos e incorporaron Big Data de diversas fuentes.

"Dos millones de especies pueden parecer una cifra demasiado grande para visualizarla, y ningún museo o zoológico puede albergarlas todas. Pero nuestra herramienta puede ayudar a representar todas las especies de la Tierra y permitir que los visitantes se identifiquen con su situación, explica James Rosindell. Esto se debe a que todas las especies conocidas están simbolizadas en el árbol por una hoja. Cada hoja contiene los nombres científicos y comunes de una especie (en varios idiomas), y al hacer clic en el nombre se obtiene más información, así como acceso a información genética sobre la especie.

Corte Suprema aprueba extradición de diputado mexicano investigado por enriquecimiento ilícito @mauriciotoledog
Lee También >

Corte Suprema aprueba extradición de diputado mexicano investigado por enriquecimiento ilícito

El color de la hoja muestra el estado de la especie: si la hoja es verde, la especie va bien, si es roja, la especie está en peligro. Y si la hoja es negra, la especie ya está extinguida. Sin embargo, muchas hojas son grises, porque se sabe muy poco acerca de ellas. "Es sorprendente la cantidad de investigación que queda por hacer", dice el biólogo evolutivo Wong. Quienes quieran apoyar económicamente el proyecto para llenar estas lagunas de conocimiento pueden "adoptar" una especie. Hasta ahora, 800 personas han adoptado una especie, lo que también les permite dejar un nombre o un mensaje en la hoja de la especie.

Clasificación de las especies más populares

La evaluación de las "especies más populares" se basa en Wikipedia en inglés. No es de extrañar que los humanos estén a la cabeza en lo que respecta a la Internet creada por el hombre. Pero el lobo y los perros le pisan los talones. Les siguen seis especies de monos. Los gatos, en cambio, solo ocupan el 12º lugar, a pesar de los populares videos de gatos.

Según la clasificación, entre las plantas más populares se encuentra el cannabis, seguido por la col. Entre los hongos, los "matamoscas" (Amanita muscaria) encabezan la lista, y entre los peces, la trucha marrón. Lo que suena divertido también tiene un trasfondo serio: "El índice de popularidad proporciona información sobre las medidas de conservación, especialmente cuando se necesitan pruebas de un mayor o menor interés del público", escriben los investigadores.

El proyecto no solo pretende ayudar a los científicos a descubrir nuevos patrones en la naturaleza. Los dos biólogos esperan que el "árbol de la vida" se muestre también en museos o zoológicos, por ejemplo, para que el mayor número posible de personas pueda hacerse una idea de la enorme biodiversidad y comprometerse con su conservación. "Esperamos que ahora que este proyecto está terminado y disponible, muchos estén interesados en utilizarlo para complementar sus exposiciones actuales", dice Rosindell.