Mundo

Jóvenes dejan celular por una semana para medir su salud mental y estos fueron los resultados

Getty Images - Referencial de celulares en jóvenes
Por T13
Según el estudio, en términos generales, algunos adolescentes aumentaron sus niveles de ansiedad y dependencia, aunque igual hubo casos en que las personas quedaron con un sentimiento de liberación.

¿Estarías dispuesto a estar días sin tu teléfono celular? Un grupo de 92 jóvenes en España y Viena lo hizo, con el propósito de medir el impacto que tiene en su salud mental, el no usar el celular por una semana.

El estudio se realizó en Europa para conocer de qué manera preferían informarse las personas entre 18 a 24 años, pero la investigación también entregó detalles sobre los efectos en la salud mental de este experimento.

El análisis fue efectuado por la Universidad de Málaga, Universidad Complutense de Madrid, Universidad Miguel Hernández y por la Universidad de Viena y, en general, reveló que estos jóvenes desarrollaron ansiedad y dependencia, aunque igual hubo casos que quedaron con un sentimiento de liberación.

Nueva voltereta de Elon Musk: Ahora quiere comprar Twitter AFP - Elon Musk
Lee También >

Nueva voltereta de Elon Musk: otra vez tiene ganas de comprar Twitter

¿Cómo afectó a la salud mental de los jóvenes el no uso del celular?

Los participantes del experimento reportaban sus sensaciones en los días de estudio mediante un diario y encuestas. En este punto, los jóvenes afirmaron haber sentido “más ansiedad que cuando intento dejar de fumar” y “ver a todo el mundo con el celular en el transporte público me creaba necesidad de usarlo”.

No obstante, también hubo experiencias positivas. “Cuando estoy en mi casa, después de cenar, me voy a mi cuarto a ver TikTok y al no tener móvil he hecho más vida en familia”, “he visto una serie con mis padres sin distracción: lo he disfrutado”, contaron algunos de los participantes, según consignó El País.

Otras de las cosas positivas registrados en los participantes fue su capacidad de concentración y utilizar el tiempo que antes usaban en redes sociales para otros fines. “He conseguido leerme un libro completo. Hace seis años que no leía uno por placer“, afirmó uno de los voluntarios.