Mundo

El fallecido es chileno: Detienen a mujer acusada de prender fuego y matar a su pareja en Argentina

Getty Images - Mano de adulto mayor
Por T13
El hombre fue trasladado a un hospital de Lanús y se mantuvo bajo cuidados médicos hasta su fallecimiento.

La policía argentina detuvo a una mujer de 76 años que es acusada de prender fuego a su pareja, un hombre de 65 años de nacionalidad chilena, que falleció producto de las quemaduras, en Buenos Aires.

Según reportó TN, los hechos se remontan al sábado 7 de mayo, cerca de las 15 horas, y ocurrieron en una vivienda ubicada en la calle Elizalde, localizada en la capital de Argentina.

Investigadores creen que la mujer atacó a su pareja en medio de una discusión, a quien habría rociado con alcohol y luego le prendió fuego.

La víctima habría comenzado a solicitar auxilio a gritos, acusando que lo querían matar, por lo cual vecinos alertaron el hecho a la policía.

Detienen a hombre acusado de ser líder de una secta: Había 11 cadáveres en su casa Getty Images (Referencial) - Hombre esposado
Lee También >

Hombre guardaba once cadáveres en su casa en Tailandia y le acusan de ser líder de una secta

Una patrulla policial trasladó al hombre al Hospital Zona General de Agudos Dr. Narciso López, donde recibió atención médica durante toda la jornada, pero terminó falleciendo el domingo por la noche.

Fue identificado como Gustavo López Soto.

De acuerdo a lo detallado por el citado medio, el hombre habría mantenido una relación amorosa hace más de ocho años con la mujer identificada como E.C. y las discusiones habrían sido frecuentes.

Sin embargo, se apuntó que ella habría sido la persona que agredía al hombre, aunque no se registraban denuncias previas por violencia de género. Pero en 2018 él realizó una denuncia por amenazas contra un familiar de la pareja.

Actualmente, el caso es investigado y a la mujer se le imputa el delito de homicidio agravado. Ella se ha negado a declarar y, de momento, está detenida de forma preventiva.

[VIDEO] Tráfico de armas: Excarabinero tenía un arsenal oculto en su casa