Mundo

Un hombre recibió la vacuna Pfizer días después de que su esposa muriera por COVID-19

The Guardian
Por T13
Edward Whitehead, de 84 años, recibió una inyección en el Hospital James Cook de Middlesborough después de que su esposa, Rae, muriera el 1 de diciembre.

Entre las primeras personas en recibir la vacuna contra el COVID-19 se encontraba un hombre cuya esposa había muerto apenas una semana antes después de contraer el virus.

Rae Whitehead, de 79 años, murió el 1 de diciembre, días después de que dio positivo por coronavirus en su hogar de ancianos en East Yorkshire.

El martes, solo siete días después, el NHS comenzó su programa de vacunación masiva en todo el Reino Unido y su esposo, Edward, de 84 años, se convirtió en uno de los primeros en el mundo en recibir la vacuna en el Hospital James Cook de Middlesbrough.

De acuerdo a The Guardian, el hijo de la pareja, el Dr. David Whitehead, de 49 años, cirujano otorrinolaringólogo consultor en Middlesbrough, dijo que sentía un "alivio potencial" porque su padre había sido vacunado, pero "una angustia" porque su madre no podía salvarse.

"Mi padre y yo estamos profundamente entristecidos de que, si no hubiéramos puesto a mi madre en un asilo de ancianos ... tal vez estaría viva hoy y podría haber recibido la vacuna hoy".

Y agregó: "Su vida se le escapó, una semana después se está lanzando la vacuna".

Whitehead dijo que su madre, que había trabajado como funcionaria pública antes de tener hijos, se había pasado la vida "cuidándonos de nosotros y de la familia", y agregó que "se dedicó a nosotros".

Dijo que él también había contraído el coronavirus en marzo y había sufrido de fiebre alta y una "sensación como si me estuvieran hirviendo la cabeza".

Describió el inicio del lanzamiento gradual de la vacuna por parte del NHS como "un gran día" y dijo que se sentía orgulloso.

"Esto es lo bueno del NHS", dijo. "Debido a que está nacionalizado, tenemos la capacidad y el poder de tener estas interacciones con las grandes compañías farmacéuticas para que suceda este tipo de cosas".

"Me siento bastante orgulloso de que hayamos logrado aprobarlo, una vacuna de un ensayo, tan rápido. Es un gran día y creo que probablemente protegerá a mucha gente".

El martes, Margaret Keenan, de 90 años, de Coventry, se convirtió en el primer paciente del mundo en recibir la vacuna Pfizer COVID-19 después de su aprobación en el Reino Unido, lo que marcó el inicio de un programa histórico de vacunación masiva, el más grande en los 73 años de historia del NHS.