Mundo

Horror en Argentina: joven abusó y apuñaló 43 veces con un destornillador a una compañera de colegio

AFP - Referencial
Por T13
La víctima logró escapar con ayuda de los vecinos y quedó internada con pronóstico reservado. Según se informó, el agresor fue detenido.

Una joven de 18 años fue abusada sexualmente y apuñalada al menos 43 veces con un destornillador en un terreno abandonado en San Luis, Argentina.

Su agresor, que es un compañero de colegio de la misma edad, fue detenido más tarde, luego de que la joven -que logró escapar- lo identificara con nombre y apellido; se trata de Facundo Nicolás Brítez, consigna TN.

Fuentes policiales indicaron que el hecho se registró este lunes en el barrio 131 Viviendas. De acuerdo a la reconstrucción de los hechos, la joven había sido citada por un compañero de colegio para encontrarse después de clases en un sector baldío de la zona.

Allí fue atacada por el joven, que la violó. Luego la apuñaló 43 veces en distintas partes del cuerpo. La víctima pudo escapar con ayuda de vecinos, que se acercaron a auxiliarla tras escuchar sus gritos.

Una vecina contó a Reporte San Luis que tuvo un breve intercambio con Britez cuando éste escapaba del lugar del hecho. "Me lo encuentro al muchacho que sale de frente. Lo único que atiné a hacer es quedarme quieta. El muchacho también se frenó, me miró. Le pregunté: '¿qué pasó?'. Me dice: 'nada, vengo de matar a una amiga'", relató la testigo, tras lo cual señaló que "no se veía alterado".

Mientras Britez se alejaba corriendo, la mujer dijo que vio salir a la víctima, caminando despacio y apoyándose en la pared, lastimada pero consciente. 

Macabro crimen: hombre fue asesinado y su cuerpo fue arrojado a los chanchos para que se lo comieran Gettyimages (referencial)
Lee También >

Macabro crimen: hombre fue asesinado y su cuerpo arrojado a chanchos para que lo comieran

Tras la denuncia, la joven fue trasladada y asistida en el área de urgencia del Hospital "Ramón Carrillo".

Por su parte, el acusado del ataque fue detenido en un allanamiento realizado en la madrugada del martes por agentes de la Unidad Regional de Orden Público 1 y de la comisaría 39° en la manzana 220 del barrio Cerro de la Cruz.

Allí quedó imputado de "tentativa de homicidio y abuso sexual". La Policía secuestró un teléfono celular, algunas prendas de vestir que habían sido quemadas -presentaban manchas de sangre- y otros elementos de interés para la causa.

El último parte médico de la joven dado a conocer por las autoridades del hospital indica que "la paciente se encuentra estable", internada en "el área de moderados, bajo observación" y que "recibe asistencia del equipo de psicólogas y psiquiatras".