Mundo

Muere en Argentina el padre de la reina Máxima de Holanda

AFP
Jorge Zorreguieta fue ministro durante el régimen militar de Videla, razón por la cual Holanda le prohibió en 2002 asistir a la boda real.

Jorge Zorreguieta, padre de la argentina Máxima Zorreguieta, reina de Holanda, falleció el martes en Buenos Aires, a los 89 años, víctima de un linfoma complicado con infección respiratoria, informó el centro de salud Fundaleu.

La monarca, de 46 años, había viajado a la capital argentina para visitar a su padre. "Se comunica que en el día de la fecha, siendo las 16h30 falleció en Fundaleu el señor Jorge Zorreguieta como consecuencia de un linfoma complicado con una infección respiratoria", según el comunicado oficial.

En 2001 Máxima se comprometió con Guillermo Alejandro de Holanda, con quien tiene tres hijas: Amalia, Alejandra y Ariadna, de 13, 12 y 10 años, respectivamente. Es reina consorte de los Países Bajos desde el 30 de abril de 2013.

Vetado en la boda real

En la fecha del anuncio del casamiento hubo revuelo en los Países Bajos, pero no porque la novia fuera extranjera, la religión -ella es católica y el príncipe Guillermo Alejandro protestante- o su carencia de linaje aristocrático.

La controversia surgió justamente por la figura del padre de la novia, quien se desempeñó entre 1979 y 1981 como ministro de Agricultura durante el gobierno militar presidido por el general Jorge Rafael Videla.

Algunos parlamentarios holandeses llegaron a cuestionar que una mujer que podría convertirse en la futura reina de Holanda tuviera "dudosas credenciales democráticas".

Jorge Zorreguieta Reuters

El gobierno holandés condujo incluso una investigación sobre la implicación del ex-ministro en los crímenes y violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar.

Zorreguieta, por su parte, negó haber tenido conocimiento de las violaciones a los derechos humanos durante el gobierno militar.

Las autoridades holandesas finalmente le prohibieron a Jorge Zorreguieta asistir a la ceremonia en Ámsterdam, decisión que llevó a la madre de Máxima a perderse también el casamiento de su hija, para acompañar a su marido.

Lo que parecía ser un cuento de hadas hecho realidad para la joven argentina se empañó por esta polémica, y el llanto de la princesa durante la ceremonia conmovió a muchos, al igual que el tango "Adiós Nonino", que Astor Piazzolla compuso en honor a su padre fallecido y que la novia habría solicitado como tributo a su padre ausente, publica BBC Mundo.

Para muchos observadores fue esta muestra de dolor la que primero acercó a la esposa de Guillermo de Holanda al corazón del pueblo.

Varias encuestas realizadas en Holanda en los últimos años muestran cómo creció la popularidad de la argentina, quien incluso llegó a superar ampliamente en los sondeos a su marido y a la propia reina Beatriz.

Máxima también es muy apreciada por ser la madre de la futura monarca, Catharina-Amalia, y de las princesas Alexia y Ariane, tercera y cuarta, respectivamente, en la línea de sucesión.