Mundo

Nicolás Zepeda dice que sueña con su ex novia y grita en la audiencia "¡Yo no maté a Narumi!"

AFP
Por AFP
Narumi Kurosaki, una japonesa de 21 años que se encontraba realizando un intercambio universitario en Besanzón (este de Francia), desapareció el 4 de diciembre de 2016 y su cuerpo nunca fue encontrado. El chileno es juzgado por el hecho.

"Yo no maté a Narumi", insistió este jueves durante su último interrogatorio ante un tribunal francés el chileno Nicolás Zepeda, procesado por el asesinato de su exnovia japonesa, cuyo cuerpo nunca fue encontrado, en diciembre de 2016.

El acusado iba vestido con una camisa azul cielo y una corbata oscura.

En el interrogatorio mantuvo la misma postura que ha defendido desde el inicio del proceso, el pasado 29 de marzo, enrocándose en las negativas y afirmando "no recordar" o "reconocer" los testimonios en su contra, o aludiendo a fallos en la "interpretación" de las declaraciones. 

"Yo no maté a Narumi", dijo en español, asistido por un equipo de traductores, Nicolás Zepeda, de 31 años, ante las preguntas de la abogada Sylvie Galley, que representa a la madre y la hermana de la víctima, en un ambiente tenso. "¡Yo también quiero saber (lo que le sucedió)!", declaró a voz en grito.

Narumi Kurosaki, una japonesa de 21 años que se encontraba realizando un intercambio universitario en Besanzón (este de Francia), desapareció el 4 de diciembre de 2016 y su cuerpo nunca fue encontrado.

Según Zepeda, él viajó desde Chile a fines de noviembre de 2016 y el 4 de diciembre de ese año se reencontró con ella. Habrían pasado juntos cerca de 30 horas en la habitación de la residencia universitaria de la joven, en Besanzón, y cuando Zepeda la dejó, el 6 de diciembre de madrugada, ella se encontraba en perfecto estado de salud. 

Zepeda, acusado de haberla matado y de haber escondido su cuerpo, motivado por los "celos", niega los cargos, que podrían costarle la cadena perpetua.

Varios testigos aseguran que el 4 de diciembre hacia las tres de la madrugada se escucharon unos "golpes" y unos "espantosos gritos de terror" en la residencia universitaria de Narumi Kurosaki. Zepeda afirma que ni él ni su exnovia escucharon nada.

Traductor de Nicolás Zepeda llora en medio de declaración de madre de Narumi Taeko Akiyama, en la derecha de la fotografía | AFP
Lee También >

Traductor de Nicolás Zepeda llora en medio de declaración de madre de Narumi

Este jueves, cuando el juez Matthieu Husson le volvió a preguntar qué estaba haciendo esa noche, el acusado, tras pedirle que le aclarara "a qué noche se refería exactamente" --provocando un cierto revuelo en la sala, pues suele responder a las preguntas planteando cuestiones-- se limitó a decir: "Yo ya contesté a esa pregunta, estaba durmiendo".

Dentro del interrogatorio, Nicolás Zepeda también señaló que sueña con Narumi. "¿Ella te persigue?" le preguntó Galley. "¿La ves morir de nuevo?" insistió la abogada.

"La veo, está tranquila, está bien. La veo feliz", contestó entre sollozos el imputado.