Mundo

Niñas de 4 y 9 años roban auto de sus papás y chocan en carretera: querían viajar a ver delfines

Twitter
Por T13
Tanto las niñas como el conductor del camión salieron ilesos del incidente, mientras que los padres de las hermanas aún dormían profundamente y no sabían nada en la casa de su familia.

Una niña de nueve años y su hermana de cuatro sufrieron un choque frontal en Utah, Estados Unidos, después de robar el auto de sus padres porque querían hacer un "viaje por carretera" a California para nadar con delfines.

Las jóvenes de West Jordan, Utah, robaron el Chevrolet Malibu rojo en medio de la noche del miércoles y partieron hacia la playa.

Novex
Lee También >

"No podía seguir así": Shaquille O'Neal sorprendió con radical cambio físico

Manejaron cerca de 16 km. hasta West Valley City antes de que la menor de nueve años condujera en sentido contrario por una rampa de salida de la autopista y chocara directamente contra un camión.

Las imágenes de las cámaras muestran a los agentes de policía que respondieron sorprendidos al encontrar a las niñas detrás del volante.

Tanto las niñas como el conductor del camión salieron ilesos del incidente, mientras que los padres de las hermanas aún dormían profundamente y no sabían nada en la casa de su familia.

Según detalló Daily Mail, la escapada nocturna se desarrolló alrededor de las 3 am del miércoles cuando las niñas que comparten un dormitorio tomaron las llaves del auto y se escabulleron de la casa por el sótano.

Luego se sentaron en el automóvil durante una hora y media mientras trabajaban en los conceptos básicos de la conducción, dijo la policía.

Salieron del camino de entrada a las 4.30 am y comenzaron su viaje hacia lo que pensaban que era California, a 1.126 km. de distancia. En cambio, condujeron hacia el norte y condujeron 16 km. hasta West Valley City.

Varios automovilistas informaron haber visto el automóvil conducido de manera errática cuando la niña chocó contra el costado de una camioneta.

El conductor de una camioneta pensó que el Chevrolet rojo estaba siendo conducido bajo los efectos del alcohol, siguió al automóvil y lo denunció a la policía.

El airbag se disparó para la niña de nueve años en el asiento del conductor, pero no para la de cuatro años en el asiento del pasajero.

Tanto el automóvil como la camioneta tuvieron que ser remolcados y la policía dijo que podría haber sido mucho peor si las niñas no usaran cinturones de seguridad.

Sus padres desconocían por completo el viaje por carretera hasta que la policía los llamó para informarles del accidente.

El teniente Sean McCarthy dijo que las conductores menores de edad les dijeron a los oficiales que querían nadar en el océano con delfines en California.

"Les dijeron a los oficiales que se dirigían a California, que querían disfrutar de la playa por unos días. No sé si les diremos que iban por el camino equivocado", dijo.