Nacional

Gobierno refuerza medidas para enfrentar crisis hídrica en el país

df_v2
Diario Financiero
Por Diario Financiero
El ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, señaló que si en julio el promedio de los embalses de agua potable alcanzaba el 55% de su capacidad comparado con el histórico, hoy día están sólo al 35%.

Como la "peor sequía en su historia" calificó el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, la situación que atraviesan las regiones de las zonas centro-norte y sur del país.

"Llevamos 11 años consecutivos de precipitaciones bajo los niveles históricos y este año está resultando ser el año con menores precipitaciones en la historia desde que se tiene registro. Y esto en los últimos meses solamente se ha agudizado y ha ido más allá de todos los pronósticos que tenía cualquiera fuera el analista", enfatizó el secretario de Estado.

A modo de ejemplo, Moreno señaló que si en julio el promedio de los embalses de agua potable alcanzaba el 55% de su capacidad comparado con el histórico, hoy día están sólo al 35%.

Para hacer frente a esta crisis hídrica que se ha agudizado en el transcurso de este año, el gobierno ha venido desplegando una serie de medidas, entre las que se incluyen dos mesas transversales: la Mesa Nacional del Agua para el corto y mediano plazo y una mesa 2030 para el largo plazo; así como la declaración de diferentes decretos en seis regiones a lo largo del país.

Se declaró emergencia agrícola en 119 comunas en las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins y El Maule; se dictaron 15 decretos de escasez hídrica para 129 comunas; y se decretó zona de catástrofe comunas en las regiones de Valparaíso y Coquimbo.

Ahora, se trabaja en implementar medidas que permitan aumentar la seguridad hídrica, en vísperas del comienzo de la temporada de verano. A través de la Dirección General de Aguas (DGA) se ha trabajado en redistribución de los caudales, con miras a lograr el mejor uso de los ríos en un escenario de escasa agua disponible, privilegiando el consumo humano y los usos productivos más importantes.

Además, se están aportando nuevas fuentes de agua a través de los pozos de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) y otros servicios del Estado como el Ejército, particularmente en la zona de la cuenca del Aconcagua, para ayudar a apalear la situación principalmente de los sistemas de Agua Potable Rural (APR) que son los más afectados.

Por último, se ha intensificado la fiscalización a través de imágenes satelitales, drones y una mayor dotación de agentes fiscalizadores desplegados en las zonas más afectadas.

"La ciudad que más nos preocupa es Santiago. En el caso de Valparaíso tiene otras fuentes de agua que provienen de pozos y no solamente del río Aconcagua. En cambio en la capital el embalse El Yeso se encuentra en el 27% de su capacidad, lo que es muy por debajo de lo que debiera tener para un mes de noviembre. Nuestra aproximación es que las holguras que teníamos se han ido reduciendo y hoy día pasamos justo".

Agregó que "estamos trabajando para que no haya ninguna alteración de suministro de agua potable, pero el riesgo evidentemente existe. No sería responsable decir que no existe ningún riesgo, pero creemos que Santiago tampoco va a tener problemas".

Por su parte, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, dijo que "estamos muy preocupados y muy ocupados. Esta temporada está recién comenzando y la agricultura chilena es muy importante principalmente en la generación de empleos".