Nacional

FBI evalúa solicitud de Carabineros para investigar pruebas de "Operación Huracán"

Agencia UNO
La Embajada de Estados Unidos declinó dar mayores comentarios aunque señaló que las peticiones de este tipo se revisan "caso a caso".

En el marco de la polémica que enfrenta a la Fiscalía y Carabineros por la presunta manipulación de pruebas durante la "Operación Huracán", la institución policial resolvió recurrir al FBI estadounidense para confirmar la veracidad de las pruebas.

Consultados por T13, desde la embajada de Estados Unidos confirmaron que la institución evalúa si acoger la solicitud.

En ese sentido, explicaron que "la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) mantiene una estrecha colaboración con Carabineros de Chile en temas de mantenimiento de la ley. Como parte de esta asociación, evaluamos todos los requerimientos de cooperación caso a caso, incluyendo la solicitud más reciente relacionada a una investigación interna de Carabineros".

Sin embargo, declinaron abordar en profundidad el tema y plantearon que "como se trata de una investigación que está en proceso, no tenemos mayores comentarios en este momento".

La ahora polémica "Operación Huracán" tuvo lugar en septiembre del año pasado, cuando se detuvo a ocho personas por su supuesta responsabilidad en la coordinación de múltiples ataques incendiarios en la zona sur. 

Al cabo de unos meses, en enero, la investigación fue cerrada por la Fiscalía argumentando que los teléfonos de los incautados habían sido intervenidos para incluir conversaciones donde se acordaban los incendios. En ese momento se abrió un conflicto con Carabineros. 

Según la policía uniformada, esos mensajes fueron obtenidos legítimamente a través de la aplicación "Antorcha" creada por Alex Smith, que declaró en la causa. El jueves pasado, en tanto, se hizo llegar a la embajada de EE.UU. una solicitud formal para que el FBI elabore un informe externo.

De la aparatosa detención hasta el montaje: los hitos de la Operación Huracán

A finales de septiembre de 2017, un masivo operativo policial terminó con la detención de ocho imputados, por su supuesta coordinación en ataques incendiarios en la zona sur. Un caso que el Ministerio Público decidió cerrar luego de llegar a la conclusión que los teléfonos de los comuneros habían sido intervenidos.