Nacional

Fiscalía dice que hombre muerto en Peñalolén no recibió disparos del mall chino, sino que de fuera

Agencia Uno
Por T13
Los primeros antecedentes decían que el dueño del centro comercial había disparado contra la víctima, e incluso el ciudadano chino fue detenido, pero desde el Ministerio Público aseguran que no sería el responsable de la muerte.

La Fiscalía Oriente aseguró, este martes, que la muerte del hombre fuera de un mall chino en Peñalolén, no se produjo por un disparo percutado desde el interior del centro comercial ubicado en Avenida Grecia, sino que por uno desde fuera del lugar que aún no es identificado.

El fiscal de flagrancia Francisco Morales detalló que, luego de revisar las cámaras de seguridad y otras evidencias del caso, se constató que el impacto balístico que mató a la persona no habría sido disparado por el dueño del local, quien incluso fue detenido.  

Una persona murió tras intento de saqueo en un local comercial en Peñalolén T13 | Contexto
Lee También >

Una persona murió tras intento de saqueo en un local comercial en Peñalolén

“Las diligencias realizadas; tales como revisión de cámaras, levantamiento de evidencias, tanto en las afueras como dentro del mal chino, permiten concluir que esta persona se encontraba no directamente en el sector del mall, sino en una calle lateral, lugar donde recibe el impacto balístico en su zona torácica”, dijo Morales.

“Los antecedentes con los que se cuenta permiten concluir que esta persona no habría sido atacada por personas desde el interior del mall chino, siendo materia de investigación desde donde provino el disparo y la identificación de los sujetos”, añadió.

Durante la madrugada de este martes, Carabineros detuvo a un hombre de nacionalidad china, quien era propietario de este mall chino, y que habría disparado a un grupo de personas quienes intentaban ingresar a su centro comercial.

La víctima, un hombre de 29 años, murió posteriormente en el Centro de Salud Familia La Faena, de Peñalolén, producto de heridas de bala en su tórax y su cabeza.

El ciudadano chino detenido tenía en su poder dos pistolas de aire comprimido y un rifle a postón.