Nacional

La historia del error que hizo a una persona ganar el Loto

Roberto Parra tenía un número favorito que siempre ingresaba en el cartón, pero -para su suerte- no lo consideraron.

Ojalá todos los errores terminaran así. 

Un mal entendido hizo ganar el Jubilazo del Loto a un hombre de 41 años, quien pidió de manera detallada que le marcaran ciertos números, pero el vendedor se equivocó y terminó haciéndolo acreedor del dinero. 

Según informó la propia empresa de juegos de azar, el hecho ocurrió en Iquique y fue más o menos así: Roberto Parra (el ganador) pidió expresamente los números 3, 6, 9, 11, 22 y 33, pero el dígito final ingresado fue 23

Parra siempre fue asiduo jugador del Loto, y aunque había perdido la costumbre, este año decidió retomarla. Y para hacerlo, decidió integrar el número 33 cada vez que jugaba, ya que, según el mismo explicó, simboliza la compasión. 

Y aunque el 33 no tiene nada que ver con los mineros rescatados de la mina San José, este ganador sí está ligado a esa industria, ya que es ingeniero del rubro minero. 

El monto que ganó Parra no es millonario, aunque sí le permitirá tener un ingreso permanente de 500 mil pesos por 20 años. No recibió el millón de pesos mensual ya que otra persona también ganó con los mismos números, por lo que debieron dividirse el premio. 

¿Qué hará con el dinero?

Loto indicó que este ingeniero dijo estar interesado en la la astrología y lo esotérico desde una perspectiva espiritual, por lo que aprovechará el dinero para dedicarse a hacer sanación reconectiva a quienes lo necesitan.

"La sanación reconectiva es una forma novedosa de sanación que nos conecta con la plenitud del universo y a la vez con la plenitud del ser que somos, y es apropiada cuando una persona necesita sanar a nivel físico, mental, emocional, psicológico o espiritual, cuando tiene problemas crónicos o graves o simplemente porque quieren equilibrio y armonía en su vida", dijo Parra.