Nacional

Suprema ordena liberación de soldado de Antofagasta que se negó a participar del Estado de Excepción

Agencia Uno
Por T13
David Veloso de la Tercera Brigada Acorazada "La Concepción", se encontraba detenido por negarse a cumplir las órdenes de sus superiores.

Durante la jornada de movilizaciones y toque de queda en el país, se conoció el caso de un soldado en Antofagasta que se negó a embarcarse hacia Santiago para participar del Estado de Emergencia decretado por el Presidente Sebastián Piñera.

[LEE TAMBIÉN]: CORTE MARCIAL RECHAZA RECURSO DE PROTECCIÓN A SOLDADO DETENIDO POR DESACATO EN ANTOFAGASTA

Se trata de David Veloso de la Tercera Brigada Acorazada "La Concepción", quien por este hecho se encontraba detenido luego de negarse a cumplir las órdenes de sus superiores.

Este jueves, la Corte Suprema acogió el recurso de amparo que había interpuesto su abogado y dejó sin efecto la prisión preventiva en su contra, disponiendo su libertad. Sin embargo, el proceso administrativo contra el militar sigue en curso.

[LEE TAMBIÉN]: SOLDADO DEL EJÉRCITO LLEVA CINCO DÍAS DETENIDO POR NEGARSE A PARTICIPAR DEL ESTADO DE EMERGENCIA

Cristián Cruz, abogado de Derechos Humanos, explicó que "el soldado va a ser trasladado, entendemos, de manera ilegal, por cuanto el Presidente de la República delegó atribuciones de control en los respectivos generales de Antofagasta, Santiago y otras ciudades, pero no los autorizó al traslado de tropas, por lo tanto entendemos que lo que genera la negativa, en definitiva, del soldado proviene de una orden ilegal, porque el Ejército se tomó atribuciones que no le fueron concedidas conforme a la ley ni a las facultades presidenciales por el Presidente de la República".

Y agregó: "Creemos que claramente el Poder Ejecutivo debe tomar las medidas del caso para sancionar a los militares oficiales responsables, quienes han generado una privasión de libertad a un soldado que no dañó a nadie, que se negó a dañar a sus compatriotas, a sus ciudadanos". 

Según se reveló en su momento, la madrugada del domingo 20 de octubre, el militar estaba a punto de embarcarse a Santiago, cuando botó su fusil al suelo y se retiró, manifestando que no cumpliría con el servicio dispuesto tras el estado de emergencia y toque de queda.