Política

Chile no reconoce elecciones en Nicaragua y pide liberación de presos políticos

Agencia Uno
Por T13
"Chile rechaza la legitimidad de estas elecciones, que solo tienen por objeto eternizar en el poder a Daniel Ortega", acusó el canciller Andrés Allamand.

El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, aseguró que Chile no reconocerá le legitimidad de las elecciones presidenciales realizadas este domingo 7 de noviembre en Nicaragua

Al respecto, Allamand aseguró que "se realizó un acto electoral que impide ser calificado de válido y transparente. Se dio en un contexto de graves violaciones a los Derechos Humanos, persecución y encarcelamiento de los líderes y candidatos opositores".  

El canciller además acusó que existió "acoso permanente a la sociedad civil y sus organizaciones y bloqueo a cualquier instancia de observación internacional o de presencia de medios de prensa independientes". 

Minsal por PCR de Parisi que impidió su retorno a Chile: Agencia Uno
Lee También >

Minsal por PCR de Parisi que impidió su retorno a Chile: "El término 'inconcluso' no existe"

"Chile rechaza la legitimidad de estas elecciones, que solo tienen por objeto eternizar en el poder a Daniel Ortega y Rosario Murillo. Del mismo modo, Chile va a estar siempre a colaborar en distintas instancias internacionales con todo aquello que contribuya a la recuperación democrática en Nicaragua", afirmó el canciller.

Además, y mediante un comunicado, Cancillería aseveró que "las autoridades nicaragüenses deben liberar sin condiciones a los presos políticos, restaurar la vigencia de los derechos civiles y políticos, autorizar el ingreso de organizaciones encargadas de velar por los derechos humanos y terminar con el acoso a la oposición".

Ortega, quien llegó al poder por las urnas en 2007, fue reelegido con un 75% de los votos, con la mitad de las mesas escrutadas, anunció este lunes de madrugada el Consejo Supremo Electoral (CSE), que prevé nuevos resultados durante la tarde.

De esta forma, Ortega asumirá otros cinco años como Presidente a partir del 10 de enero junto a su poderosa esposa Rosario Murillo que será vicepresidenta por segunda vez.