Política

Comisión de Trabajo aprueba en general bono $200 mil para quienes no tengan ahorros en las AFP

Por T13
La medida contempla un aumento en las cotizaciones previsionales con cargo al empleador y al Estado, y busca mitigar los efectos de los sucesivos retiros del 10%. Debate se ha visto tensionado por las críticas de la oposición a una "excesiva focalización" del beneficio.

Por unanimidad la Comisión de Trabajo aprobó en general el proyecto que busca establecer un bono de 200 mil pesos, de cargo fiscal, para quienes tengan saldo cero en sus cuentas de capitalización individual debido a los retiros del 10%. 

El texto, además, establece un mecanismo de recuperación de ahorros previsionales, a través de una cotización adicional de hasta 2%.

Se trata de una propuesta que formaba parte del proyecto ingresado por el gobierno para permitir un tercer retiro de fondos previsionales, el que fue retirado la semana pasada tras el fallo del TC que desestimó analizar el requerimiento de La Moneda contra la iniciativa de similares características presentada por parlamentarios (que finalmente fue promulgada y este lunes comenzaron las solicitudes para girar ahorros en las AFP).

Luego de esto se dio inicio al debate en particular, el que, tras una tensa sesión, fue prorrogado para el miércoles en miras a buscar un acuerdo con el gobierno relativo al alcance del bono,

El debate por el alcance del bono

El proyecto contempla la entrega de un bono, por única vez y con cargo fiscal, de 200 mil pesos a los afiliados al sistema de pensiones que -por motivo del retiro de fondos previsionales- hayan quedado en algún momento con un saldo de cero pesos en su cuenta de capitalización individual, desde la entrada en vigencia del primer retiro (julio de 2020) hasta el 31 de diciembre de 2021.

La nueva propuesta marca un matiz respecto de lo que contemplaba el proyecto anterior de La Moneda, donde se establecía el pago de un bono para quienes tuvieran un saldo igual o inferior a 200 mil pesos en sus cuentas.

En este caso, con el nuevo texto, sería necesario haber quedado con saldo cero en la AFP para recibir el aporte. Este punto generó rechazo por parte de parlamentarios de oposición, que acusaron una "excesiva focalización". 

"Si alguien tiene 100 mil pesos en su cuenta, que reciba la diferencia. Si tiene 50, que reciba 150 mil, para que exista equidad. Sino, va a haber una asimetría", acusó el parlamentario DC Gabriel Silber.

En esta misma línea, la diputada Alejandra Sepúlveda expresó: "no es posible que una persona que tiene 50 mil pesos no reciba absolutamente nada". 

En respuesta a las críticas de la oposición el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, remarcó que la propuesta surgió en un contexto donde quedaban 3 millones de personas sin recibir retiro.

Cerda detalló que la medida solo irá para quienes en algún momento retiraron todo, independiente de que luego hayan incrementado sus ahorros producto del ahorro que hacen cada mes. Así las cosas, la propuesta apuntaría a las 1,7 millones de personas que hoy están con saldo cero y a otras 920 mil que, en algún momento tuvieron saldo cero.

El ministro, sin embargo, defendió su rechazo a que el bono llegue a personas que tienen, por ejemplo, 150 mil o 100 mil y no cero pesos.

Y puso como ejemplo "una persona que empezó recién a trabajar, y que gana 1,5 millones, va a tener en su cuenta 150 mil pesos. Le estaríamos entregando a esa persona un bono".

En el debate en particular parlamentarios de oposición presentaron una indicación que buscaba extender el bono a quienes cuentan con menos de 200 mil en su AFP pero más de cero pesos. 

Aunque varios advirtieron sobre la inconstitucionalidad de la medida, la enmienda terminó siendo declarada admisible, lo que generó un fuerte rechazo por parte del ministro del Trabajo, Patricio Melero: "termine la sesión ahora", llegó a decir. 

"Esto es doblemente inconstitucional, porque irroga gastos y aborda la seguridad social. Todos saben que esto es inadmisible", sentenció.

Incluso, aseguró que "no están las condiciones para seguir con el debate".

En medio de la tensión con el gobierno, parlamentarios propusieron hacer una pausa a la sesión para buscar un entendimiento.

"Como van las cosas, esto va a forzar a hacer una reserva de constitucionalidad (...) les pedimos que le den espacio al gobierno para analizar esto", afirmó el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda.

"Le pedimos flexibilidad a nuestro gobierno", afirmó el diputado RN Frank Sauerbaum.

Así las cosas, se acordó dar un espacio para analizar los números y prorrogar la votación en particular para este miércoles a las 9 de la mañana, para que luego el texto avance a la Comisión de Hacienda y, posteriormente, para que llegue a la Sala. 

¿Cómo será el pago?

Este bono -de acuerdo al proyecto- será depositado en la cuenta de AFP del trabajador, quien podrá evaluar si lo retira o lo mantiene ahorrado.

El depósito se realizará en la cuenta de AFP del afiliado en un plazo de 30 días corridos desde la publicación de la ley, y dicho monto no estará afecto a comisión cobro alguno por parte de la administradora de fondos previsionales. 

Consultado sobre por qué depositarlo en las AFP en vez de entregarlo directamente a los afiliados, el lunes el ministro del Trabajo, Patricio Melero, detalló que el monto se depositará en la cuenta de AFP del afiliado, quien tendrá "la libertad de dejarlo en la cuenta o girarlo".

Melero remarcó que "no es el propósito fundamental que sea algo aprecido a cualquier otro bono", sino que tenga el carácter de cotización previsional para para tener "en parte, un efecto reparador sobre el daño previsional".

Lee También >

Diputados de oposición emplazan al gobierno a separar debate por bono de alza en cotizaciones en AFP

¿Cómo funcionará el reintegro de fondos?

La propuesta del gobierno contempla establecer una cotización adicional del 2%, con el objetivo de fortalecer las pensiones a futuro o, dicho de otro modo, buscando mitigar el impacto de los sucesivos retiros del 10%.

La cotización adicional será con cargo al empleador, que deberá adicional 1 punto porcentual desde enero de 2022. El Estado, en tanto aportará el otro 1%, con un tope de 0.3 UF (8.852 pesos con el valor UF del 4 de mayo), y que se depositará de forma anual. Es decir, el fisco aportará un máximo de 105 mil pesos anual.

Pero, si lo llevamos a la realidad de una persona que impone un monto mensual de 50 mil pesos, el aporte adicional sería de mil pesos, de los cuales 500 correrían por cuenta del Estado.

Respecto de la situación de las pymes, el ministro del Trabajo, Patricio Melero, detalló que el gobierno se encuentra disponible a evaluar "flexibilidades" para mitigar los efectos del alza en la cotización por parte de este sector.

Este aumento en las cotizaciones será válido para todos los usuarios, hayan o no retirado el 10%.

¿Qué pasa con los trabajadores independientes?

El 1% adicional correrá por cuenta del propio trabajador, y el otro 1% por cuenta del Estado.