Política

Chile asume presidencia de Prosur y Mandatarios enfatizan que instancia será "flexible y no costosa"

Además, en un claro guiño a la crisis en Venezuela, se estableció que uno de los requisitos esenciales para participar en el foro será la plena vigencia de la democracia.

Crédito: Agencia Uno
Chile asume presidencia de Prosur y Mandatarios enfatizan que instancia será flexible y no costosa

Este viernes en La Moneda se realizó la Cumbre Prosur,  una alternativa impulsada por el Presidente Sebastián Piñera para reforzar los vínculos entre los países de Sudamérica luego de acusar un "fracaso" de Unasur, que no se reúne hace 5 años.

La cita se dio en medio de la crisis venezolana y los esfuerzos de los países aunados en la naciente Prosur por forzar la salida de Nicolás Maduro de la presidencia y el refuerzo que han hecho a la figura de Juan Guaidó como líder opositor y presidente encargado.

De hecho, en un claro guiño a la situación venezolana es que establecieron que los "requisitos esenciales para participar en Prosur serán la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional".

 

Los representantes de ocho países firmaron una declaración en la que consolidan la creación del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) como un espacio que "abordará de manera flexible y con carácter prioritario temas de integración en materia de infraestructura, energía, salud, defensa, seguridad y combate al crimen, prevención y manejo de desastres naturales".

Bolivia y Uruguay -que venían como observadores- se abstuvieron de firmar el documento. La presidencia Pro Tempore de la instancia quedó en manos de Chile por un año, cuando pasará a manos de Paraguay.

Entre otras cosas, la declaración asegura que este espacio "deberá ser implementado gradualmente, tener una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Sudamérica en entendimientos y programas concretos de integración en función de los intereses comunes de los Estados y de acuerdo a sus propias realidades nacionales". 

Además, señalaron que abordarán "de manera flexible y con carácter prioritario" temas de integración en materia de infraestructura, energía, salud, defensa, seguridad y combate al crimen, prevención y manejo de desastres naturales.

 

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Política