Política

Gobierno se abre a bajar a 40% los votos necesarios para elegir intendentes

Así lo afirmó el ministro del Interior, Mario Fernández, quien planteó que "hay un apoyo suficiente a esa fórmula". La Moneda busca captar respaldo de independientes en el Senado.

El ministro del Interior, Mario Fernández, anunció que el gobierno está dispuesto a bajar el porcentaje de votos necesarios para elegir a través de sufragio directo a los intendentes regionales. Todo, con miras a llegar a un acuerdo que destrabe la iniciativa actualmente discutida en el Senado.

Según indicó el jefe de gabinete, La Moneda respaldará la idea de que sean elegidos con el 40% de los votos. "Hay un apoyo suficiente a esa fórmula y lo importante es que como la Presidenta de la República lo anunció el 21 de mayo, que el próximo año puedan elegirse las autoridades regionales por el pueblo", indicó el jefe de gabinete, tras una reunión en La Moneda con parlamentarios DC.

Con esto, el Ejecutivo modifica su postura inicial, que proponía que los intendentes -en rigor, los nuevos "gobernadores regionales", según el proyecto de ley- necesitaran del 50% de los votos más uno para resultar electos.

La postura de rebajar dicho umbral al 40% era respaldada tanto por parlamentarios de la Nueva Mayoría como por independientes.

La intención del gobierno, es que la primera elección de gobernadores regionales sea en noviembre de 2017. Estas autoridades durarían cuatro años en el ejercicio del cargo y tendrían derecho a una reelección. 

"El gobernador regional será el órgano ejecutivo del gobierno regional, y le corresponderá presidir el consejo regional, y ejercer las funciones de coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependan del Gobierno Regional o se relacionen con éste", plantea el proyecto que es revisado por la comisión.

Junto con la nueva figura del gobernador regional, se crearía como contrapeso la figura del "delegado provincial presidencial", que reemplazaría al actual gobernador provincial y tendría entre sus atribuciones y obligaciones algunos temas como el orden público, extranjería y el resguardo de fronteras.

Con todo, al tratarse de una reforma constitucional, la implementación de la elección directa de autoridades requiere de 2/3 de los parlamentarios en ejercicio. Es decir, que para ser aprobada en la sala del Senado necesitaría de al menos 25 votos.