Política

Insulza por aprobación de proyecto sobre FFAA: "Hay formas distintas de proteger la infraestructura"

Agencia Uno
Por T13
Con 28 votos a favor y 12 en contra, la cámara alta aprobó el proyecto impulsado por el gobierno que regula el estado de alerta y que permite a las Fuerzas Armadas resguardar infraestructura crítica del país en “caso de grave alteración del orden público o grave daño para la seguridad de la nación”, que tendrá que ser detallada en el parlamento.

"Nosotros vemos esta ley como completamente inútil". Así calificó la aprobación en general del proyecto que permite a las Fuerzas Armadas (FFAA) resguardar infraestructura crítica del país en caso de grave alteración del orden público, el senador PS José Miguel Insulza. 

Con 28 votos a favor y 12 en contra, la cámara alta aprobó la discusión de la normativa que tendrá que ser detallada en el parlamento. 

"Estamos en contra porque consideramos que las Fuerzas Armadas en ningún país deben intervenir en los asuntos internos del país. Hay formas distintas de proteger la infraestructura, para empezar hay una ley que dice que todas estas empresas tienen que tener su servicio de seguridad, tienen que contratar su servicio de seguridad y eso tal vez no lo están haciendo. En seguida está la policía y después están los estados de emergencia cuando las cosas son realmente graves".

[LEE TAMBIÉN]: SENADO APRUEBA EN GENERAL PROYECTO QUE PERMITE A LAS FFAA RESGUARDAR "INFRAESTRUCTURA CRÍTICA"

En ese sentido señaló que "nosotros veíamos esta ley como completamente inútil y no estábamos dispuestos a agregarle una atribución al Presidente de la República para que pudiera destacar militares en el Congreso Nacional, en la Corte Suprema, en las grandes empresas, en todas partes porque sería profundamente dañino si llegara a ocurrir alguna vez".

Por último, Insulza sentenció que "si se quiere más seguridad tengamos más carabineros, fortalezcamos las policías. Si se quiere más seguridad que las empresas cumplan con la obligación de tener servicios de seguridad propia. Y si realmente las cosas son tan graves y tan críticas entonces decretamos estado de emergencia". 

Por su parte, el ministro del Interior, Gnozalo Blumel, aseguró: "Creo que en esta materia el Partido Socialista en todo lo que son los proyectos de seguridad ciudadana y orden público en general ha optado una actitud permanente de irlos rechazando como fue, por ejemplo, la semana pasada con la ley anti saqueos, y es porque yo creo que hay una cierta confusión conceptual".

El ministro explicó que "nosotros estamos impulsando una agenda de orden público, lo que estamos haciendo es impulsar una agenda para fortalecer la convivencia democrática. Cuando no hay orden público la convivencia democrática se hace imposible y precisamente lo que buscamos con este proyecto, con la ley anti saqueos y con todos los proyectos que estamos tramitando es precisamente entregarle más atribuciones a nuestro Estado de Derecho, al Estado democrático, al Estado en definitiva y a quien resguarde el orden público que es el gobierno y las policías para proteger nuestra democracia y convivencia". 

Asimismo, el ministro de Defensa, Alberto Espina, aseguró que "este es un gran paso para lograr que exista mayor seguridad para nuestra ciudadanía que lo requiere y sobre todo para que, como ocurre en los países modernos, la infraestructura crítica que son los servicios de utilidad pública: el agua, la electricidad, el gas, las comunicaciones, cuando puedan ser gravemente afectadas puedan las Fuerzas Armadas resguardarlas y cuidarlas sin tener facultades de orden público".

En esa misma línea señaló que "una de las cosas que tenemos que cuidar en nuestro país es que vamos a tener un año de muchas elecciones, probablemente mucha polarización y lo primero que tenemos que hacer es garantizar a los chilenos que los servicios básicos van a seguir funcionando y eso también nos permite liberar a policías que cuiden esa infraestructura crítica y obviamente, como ocurre en Francia, Italia, España y en muchos países, las Fuerzas Armadas van a tener la responsabilidad, si el Presidente así lo estima procedente con los debidos fundamentos, que los servicios básicos estén cubiertos y de esa manera no corramos el riesgo  de quedarnos un día sin estos servicios que son fundamentales".