Política

Juan Fuentes Belmar es electo presidente de la Corte Suprema por los próximos dos años

Agencia Uno
Por T13
El ministro reemplazará en el cargo de Guillermo Silva, quien asumió la presidencia del máximo tribunal en 2020.

El ministro de la Corte Suprema, Juan Fuentes Belmar fue electo como nuevo presidente del máximo tribunal del país para el periodo 2022-2023.

El magistrado, que fue electo en el cargo por sus pares del Pleno, reemplazará en la presidencia a Guillermo Silva, quien oficiaba como presidente desde 2020.

Comisión de Constitución del Senado aprueba nominación de Jean Pierre Matus a la Corte Suprema Agencia Uno
Lee También >

Comisión de Constitución del Senado aprueba nominación de Jean Pierre Matus a la Corte Suprema

Luego que se diera a conocer la decisión del pleno, Fuentes Belmar agradeció la gestión de Silva:  "Ha debido enfrentar un difícil y complejo periodo ocasionado por la pandemia y que sin duda ha sabido conducir al Poder Judicial con mucha decisión y sabiduría para mantener su funcionamiento aun en condiciones adversas”.

Del mismo modo, el nuevo presidente señaló que “reconozco que estamos enfrentados al gran desafío de responder a las necesidades de resolución de conflictos de las personas y administrar justicia. En todo caso, el Poder Judicial tiene un plan de trabajo en marcha de reforzamiento para enfrentar esta situación".

Finalmente, sostuvo que "el Poder Judicial es un poder esencial para el funcionamiento del estado de derecho y para el sistema democrático reconociendo siempre su independencia y autonomía como principios fundamentales".

Trayectoria

Fuentes Belmar es abogado de la Universidad de Concepción e inició su carrera judicial en agosto de 1974 como secretario del Juzgado de Letras de Yungay y en 1975 asumió como juez titular de ese mismo tribunal.

En 1990 llega a ser ministro de la Corte de Apelaciones de Arica, tribunal de alzada del que fue presidente tres veces en los años judiciales 1990, 1994 y 1997.

En el año 2000 fue designado ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel, tribunal que presidió en el año 2001 y -en el año 2002- asumió como ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, tribunal del que fue presidente en el año 2011. En noviembre de ese año juró como ministro de la Corte Suprema.

En 2005, fue nombrado por la Corte Suprema para hacerse cargo de una serie de investigaciones por violaciones a los derechos humanos, ocurridas entre 1973 y 1990.