Política

Cuenta Pública: Piñera sorprende con matrimonio igualitario y entra en debate constitucional

Por Pablo Cádiz
En su último mensaje ante el Congreso el Mandatario realizó un balance de su gestión y como "los desafíos cambiaron" tras el estallido social y la pandemia. "En Chile no hay presos políticos", enfatizó respecto del debate sobre los detenidos en manifestaciones y prometió reformas a Carabineros.

"Ser Presidente ha sido el mayor honor de mi vida y también una gran responsabilidad, que ha traído alegrías y satisfacciones, y también, sacrificios y frustraciones". 

Esta fue una de las frases con que el Presidente Sebastián Piñera dio cierre a su última cuenta pública ante el Congreso. En un discurso de más de 1 hora y media, el jefe de Estado realizó un repaso de los ejes de su segunda administración y cómo su programa cambió por completo tras el estallido social y la pandemia del Coronavirus. 

Pero además sorprendió con el anuncio de que pondrá urgencia a la tramitación del matrimonio igualitario en Chile, iniciativa que se encuentra hace más de un año estancada en el Congreso.

Tal como ocurrió en 2020, la cuenta pública estuvo marcada por medidas para disminuir el riesgo de contagios de COVID-19, entre ellas, un aforo reducido a personas, control de temperatura y uso obligatorio de mascarillas entre los invitados. De hecho solo 10 ministros viajaron a Valparaíso y el resto del gabinete permaneció en La Moneda. 

En la antesala de la cuenta pública Piñera había adelantado que su último mensaje sería un "balance, pero no solo un balance hacia atrás, también un balance hacia adelante. Mirar la vida del presente, pero sobre todo el futuro". 

Estos fueron los principales ejes de la cuenta pública número 32 desde el retorno a la democracia.

La sorpresa del matrimonio igualitario

"Pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas. Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país (...) De esta forma todas las personas, sin distinguir por orientación sexual, podrán vivir el amor y formar familia, con toda la dignidad y protección que ellas necesitan y merecen", afirmó el Mandatario, en una declaración que no formaba parte de los primeros borradores del discurso y que ya ha comenzado a generar ronchas en los sectores más conservadores de su coalición.

De contar con el respaldo del Congreso, Chile podría unirse a los cerca de 30 países que cuentan con Matrimonio Igualitario en el mundo.

 

Anuncia Fiscalía por denuncias de violaciones a los DD.HH, pero rechaza que existan "presos políticos"

Piñera comenzó admitiendo que en 2019 "los objetivos cambiaron" tras el estallido social. En este sentido, distinguió a quienes protestaban de manera "pacífica" buscando "mayor justicia, mayor igualdad de oportunidades, menos abusos, más dignidad y menos privilegios" de "una ola de violencia irracional".

El Mandatario condenó "toda forma de violencia y atropellos a los derechos humanos" y expresó su "más profunda solidaridad con todas sus víctimas, civiles y uniformados".

Respecto de las 343 víctimas de trauma ocular, Piñera anunció una ampliación del programa, y comunicó que se creará  una Fiscalía Especializada en  delitos contra los Derechos Humanos. 

Y anunció que se enviará un Proyecto de Ley para remplazar un Decreto de 1983, "y garantizar y regular el derecho a la reunión pacífica, permitiendo su libre ejercicio, respetando los derechos de los demás y conforme a los principios y estándares internacionales".

El jefe de Estado, además, entró en el debate por la petición de indulto para las personas que se mantienen detenidas tras las protestas del Estallido.

"Queremos ser muy claros. En Chile no hay presos políticos, porque en Chile no hay ninguna persona que esté privada de libertad por sus ideas. Hay personas privadas de libertad, por decisión de tribunales independientes, por delitos graves como homicidio frustrado, lanzamiento de bombas molotov, incendio con resultado de muerte y otros. En consecuencia, nos oponemos a una ley de indulto o amnistía. Debemos dejar que la Fiscalía y el Poder Judicial cumplan su misión", sentenció.

Agencia Uno
Lee También >

"En Chile no hay presos políticos": Piñera se opone a ley de indulto a detenidos en estallido social

Ministerio de Seguridad y reforma a Carabineros

En uno de los anuncios que se esperaban para este 1 de junio, Piñera detalló que se buscará crear el Ministerio de Seguridad Pública, distinto y separado del Ministerio del Interior, "que se especializará y concentrará en el resguardo del orden público, la prevención del delito, el combate a la delincuencia, el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo, y la protección de nuestras fronteras".

Y aseguró que se ingresará un proyecto para crear la Agencia Nacional de Ciberseguridad, "para prevenir y combatir los delitos informáticos". 

En relación a Carabineros, detalló que se ingresará un proyecto para fijar una nueva carrera funcionaria, incluyendo "la formación en derechos humanos, y la estrategia, operación y eficacia de la acción policial". 

"Esta modernización permitirá resguardar mejor el orden público y la seguridad ciudadana, con pleno respeto de los derechos humanos y plenas garantías a las libertades, la paz y la seguridad de las familias chilenas", explicó en otro punto del discurso.

En esta misma materia, Piñera pidió al Congreso acelerar la agenda de seguridad, que incluye proyectos como la reforma a la ley antiterrorista, a la ley de control de armas y el nuevo sistema de inteligencia.

Pandemia, IFE de Emergencia y eliminación de excenciones tributarias

En otro de los ejes del discurso Piñera enfatizó la importancia del proceso de vacunación contra el COVID-19, destacando la reciente aprobación de la OMS del esquema de Sinovac, utilizado mayoritariamente en Chile.

Piñera destacó los esfuerzos del personal de salud y remarcó que "las vacunas que estamos aplicando en Chile son seguras y eficaces. De hecho, de acuerdo a las cifras de la última semana, las personas vacunadas tienen un tercio de posibilidades de contagiarse y un décimo de posibilidades de llegar a la UCI, que las personas no vacunadas".

 "El no vacunarse es un acto de irresponsabilidad. El vacunarse es también un acto de solidaridad", enfatizó.

En cuanto al impacto económico de la pandemia, aseguró que se buscará ampliar el IFE de emergencia para que "ninguna familia" quede bajo la linea de la pobreza, aunque evitó detallar la fórmula por la que se inclinará el Ejecutivo. De hecho, en la antesala de la cuenta pública, el Ejecutivo solicitó postergar la votación de esta ayuda social en la Cámara.

"Algunos piensan que toda ayuda siempre es insuficiente. A ellos les digo: el Estado de Chile ha hecho un enorme esfuerzo", sentenció.

De todos modos pidió "perdón" a las familias que "han sentido rabia y frustración por no siempre recibir las ayudas que necesitaban en el momento oportuno".

Para costear las ayudas estatales, Piñera anunció que buscarán un acuerdo para aumentar "la recaudación fiscal, a través de la reducción o eliminación de exenciones tributarias que no se justifican, especialmente aquellas que favorecen a los grupos de mayores ingresos".

"Una Constitución nunca debe partir de cero"

Y en uno de los aspectos centrales de su discurso, el Mandatario entró de lleno en el debate constitucional, donde fue enfático que la nueva carta no debe "partir de cero".

Piñera detalló que en los próximos días convocará a los 155 constituyentes para que comiencen a sesionar, a quienes les recordó que "esta Convención debe respetar rigurosamente los límites y reglas de su mandato" y que todo lo que decidan será sometido a un plebiscito ratificatorio.

Pero además de temas de forma, el Mandatario entró de lleno a los contenidos que -a su juicio- debe considerar la nueva carta magna. 

"Como ciudadano pienso que en nuestro país deben estar garantizados derechos fundamentales, como el derecho a la vida, incluyendo la vida del que está por nacer, el derecho a una salud y educación de calidad, el derecho a un barrio y vivienda digna, el derecho al trabajo, la previsión social y a la propiedad, y el derecho esencial de acceder al agua", afirmó.

Y manifestó que se debe garantizar "la libertad de elegir en áreas tan fundamentales como la salud de nuestras familias y la educación de nuestros hijos".

Además, planteó que se debe garantizar la igualdad de género y el "respeto a los derechos humanos de todos, y también valores como la paz social, la condena a la violencia, la inclusión, la solidaridad y la protección de la naturaleza".

"Esta Convención Constituyente es autónoma e independiente, lo que todos debemos respetar. Pero también es una invitación para que todos pensemos en el Chile que queremos", remarcó.