Política

Polémica por parodia de militar en TV: ¿Qué han dicho el gobierno, las FF.AA y Human Rights Watch?

Por T13
En medio de la controversia, parlamentarios del Frente Amplio anunciaron una interpelación al ministro de Defensa, Baldo Prokurica. La Moneda descarta una vulneración al rol no deliberante de las FF.AA.

"Chile hay plena libertad de prensa, plena libertad de información, plena libertad de expresión", afirmó este lunes el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, al abordar la controversia que enfrenta al Ejército con el canal La Red a raíz de una parodia realizada el sábado en el programa humorístico "Políticamente Incorrecto". 

Una controversia que ha generado debate sobre los límites del humor, el pronunciamiento de organismos internacionales e incluso el anuncio de una interpelación al ministro de Defensa, Baldo Prokurica, a raíz de sus declaraciones en defensa de las FF.AA. 

Esta es una guía para entender la controversia.

¿Qué pasó?

"Políticamente incorrecto" es un programa de los comediantes Belén "Belenaza" Mora y Fernando "Toto" Acuña, ambos conocidos por su paso por el extinto programa nocturno "Morandé con Compañía".

En su segundo capítulo, el espacio de La Red generó controversia por una entrevista a un supuesto "militar de verdad", interpretado por Acuña, quien aseguraba que había elegido pertenecer a la institución para jubilar antes y con un buen sueldo.

Junto con esto, el personaje asegura que "vivimos armando conflictos con nuestros vecinos, pero nunca vamos a ir a una guerra. Es para justificar la plata que nos pasan". 

¿Qué hace un militar de verdad?, le le pregunta. "No mucho (...) dar órdenes, mandar y el que no cumple esas órdenes, hacerlo cagar (sic)", dice el personaje.

La parodia generó un profundo rechazo por parte del Ejército, que calificó de ofensivo el sketch. A través de una carta, el secretario general del Ejército, el general de brigada Sergio Gutiérrez, cuestionó que se utilice "un disfraz de un supuesto programa satírico, para proferir todo tipo de injurias en contra de las 45 mil mujeres y hombres que eligieron la profesión militar, y que desde hace un año están colaborando con todos los chilenos en la emergencia sanitaria del COVID-19”.

“La manera en que se denosta al Ejército y a sus integrantes no demuestra otra cosa que el ánimo de deslegitimarlo y degradarlo, aprovechando la facilidad que le presta para ello un medio de comunicación, demostrando ignorancia del quehacer institucional y del sustantivo aporte que diariamente llevan a cabo miles de militares", añadió.

La declaración fue secundada por la Armada y luego la Fuerza Aérea, que la tarde del domingo emitieron declaraciones que reforzaron lo planteado por el Ejército.

¿Qué ha dicho el gobierno?

Ese mismo día el ministro de Defensa, Baldo Prokurica, entregó un férreo respaldo a la institución, asegurando que “no es aceptable recurrir a la parodia para enlodar instituciones y personas que prestan un servicio imprescindible a nuestra patria y a todos sus ciudadanos, incluyendo a quienes los denostan tan livianamente”.

La declaración fue reforzada este lunes por el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio, quien remarcó que "la libertad de expresión, la libertad de prensa, libertad de informar y la libertad de conciencia son reglas fundamentales en una sociedad democrática. La vamos a promover y vamos a rechazar cualquier intento de afectarla".

Y destacó que "en el ultimo año las FF.AA han estado trabajando en conjunto con la ciudadania con el COVID, trasladando pacientes, fiscalizando cuarentenas".

¿Qué ha dicho la oposición?

Hasta ahora la ofensiva la han liderado parlamentarios del Frente Amplio, quienes anunciaron la recolección de firmas para interpelar al ministro de Defensa.

"Las FF.AA han traspasado los límites de no deliberación", manifestó el diputado Jorge Brito, uno de los impulsores de la acción fiscalizadora.

Este lunes el ministro Bellolio rechazó las críticas de la oposición a una presunta vulneración al rol no deliberante de las FF.AA.

"Algunos han preguntado sobre si es que acaso ha habido o no ha habido deliberación. Y nosotros creemos que no la ha habido, toda vez que la Contraloría ha establecido esos límites", enfatizó Bellolio, quien aseguró que estos apuntan a la no intromisión en temas de política partidaria o que estén relacionados con políticas públicas que no sean las FF.AA.

Bellolio enfatizó que "dentro del marco de la libertad de expresión es donde, cuando una persona hace una parodia, la otra puede decir: esto me humilló y puede hacer ver esa molestia, cosa absolutamente distinta sería que se intentara impedir que eso ocurriera". 

La advertencia de Human Rights Watch

El director para las américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco expresó el domingo su preocupación por lo que calificó de un "lamentable comunicado" del ministro Prokurica y las ramas de las Fuerzas Armadas.

Y es que, afirmó, ellos "muestran un elemental desconocimiento de estándares internacionales sobre libertad de expresión y parecieran destinados a intimidar a quienes critican o parodien a las FF.AA".

Este lunes, en medio de una controversia que parece no terminar, Vivanco remarcó que en una sociedad democrática los funcionarios públicos están expuestos "a un mayor grado de escrutinio y crítica".