Tendencias

Anita Alvarado tras ser sometida a compleja operación: "Entendí que no le tengo miedo a la muerte"

Instagram Anita Alvarado
Por T13
"Si estoy viva es porque Dios lo permitió y así me puso un equipo de doctores maravillosos", afirmó la artista de televisión tras ser diagnosticada con anemia severa y ser sometida a una intervención.

Este miércoles, Anita Alvarado regresó a su casa tras someterse a una cirugía en la Clínica Vespucio tras ser diagnosticada con anemia severa. 

En conversación con LUN, la artista de televisón relató que vivió uno de los momentos más complicados de su vida. 

"Sáquenme todo lo que no sirva. Ya tengo los hijos que quise, son hermosos, maravillosos y no quiero tener un riesgo mañana. Finalmente me dejaron los ovarios. Yo le digo a la gente que nunca tengan o se aguanten el dolor, que vayan y se vean", manifestó. 

Sobre cómo tomó la noticia de su diagnóstico, la animadora afirmó que "lo acepté súper bien y además yo soy creyente. Si estoy viva es porque Dios lo permitió y así me puso un equipo de doctores maravillosos".

Actualizan estado de salud de Anita Alvarado: fue sometida a compleja operación Instagram @anitaalvaradom
Lee También >

Actualizan estado de salud de Anita Alvarado: fue sometida a compleja operación

"Dios va a hacer conmigo lo que tenga que hacer y ahí entendí que no le tengo miedo a la muerte. ¿Cómo vas a querer vivir si no vas a ser activa para tus hijos?", indicó.

Su hija, Angie Alvarado, quien reside en Australia, viajó al país para acompañar a su madre y hermanos en este momento. 

"Cuando la vi, la confundí con una enfermera y después le dije: '¿Por qué hiciste eso?', y ella me respondió que no iba a estar tranquila si yo estaba internada. Y bueno, sus hermanos estaban felices de verla y eso fue un alivio", aseguró. 

La artista afirmó que su prioridad durante este fin de semana serán sus hijos. "Ya decidí absolutamente que tengo que caminar, no puedo echarme en la cama. Definitivamente, este fin de semana se lo voy a dedicar a mis hijos porque uno nota que en los más chiquititos (8, 11, 16 y 17 años) hubo un cambio de comportamiento. Es un reclamo y sé que los niños se enojan porque yo siempre estoy con ellos en todos lados", contó. 

"Mi hijo menor justo había ido a un campamento y cuando llegó a la casa yo ya estaba internada. Y en una videollamada le pregunté: '¿Estás enojado? ¿Tú crees que la mamá no va a llegar más?' Y con lágrimas en la garganta le dije 'Mírame bien: nunca, nunca te voy a dejar solo. No te pude ir a buscar, pero voy a llegar a la casa'", relató. 

"Pero esto contenta de que ya salí de esto. Ahora estoy con más fuerza, voy a seguir vendiendo mis frutos secos, voy a seguir siendo mamá y con más energía", señaló.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Anita Alvarado (@anitaalvaradom)