Tendencias

El cigarrillo electrónico podría ayudar a dejar de fumar, según estudio británico

El equipo de investigadores de University College London busca refutar los argumentos de científicos que afirman que el uso del dispositivo podría ser un método de entrada a la adicción.

El cigarrillo electrónico podría ayudar a dejar de fumar, según estudio británico

AFP/T13.cl

El cigarrillo electrónico podría haber ayudado a unos 18.000 fumadores a dejarlo, el año pasado en Inglaterra, según un estudio británico publicado este miércoles.

No obstante, este estudio no se fundamenta en ningún ensayo clínico, por lo que no garantiza una relación de causa a efecto entre el uso de los e-cigarrillos que contienen nicotina y el número de personas que dejaron de fumar.

Trabajos precedentes habían puesto en tela de juicio la eficacia de los cigarrillos electrónicos como sustitutos del tabaco. Algunos estudios sostenían incluso que representan para los adolescentes una "puerta de entrada" a la adicción a los cigarrillos.

Pero un equipo de investigadores dirigido por Emma Beard de la University College London, así como expertos no implicados en el estudio, evocan nuevas pruebas convincentes de que "vapear" puede ayudar a los fumadores a dejarlo. 

"Los intentos de dejar el cigarrillo han alcanzado mayor éxito en el momento en que los cigarrillos electrónicos se han hecho populares", comenta Ann McNeill, una especialista de las cuestiones de dependencia del tabaco en el King'sCollege. "En mi opinión, los fumadores que luchan para dejar de fumar deberían probar todos los métodos posibles, incluyendo los cigarrillos electrónicos", añade.

Además de este estudio, existen otros, como el de Cochrane Library, que también aprueban la tesis de que el dispositivo electrónico sirve para que los fumadores dejen el hábito. En él afirman que su uso no tiene consencuencias graves en la persona. 

Sin embargo, existen científicos que no concuerdan con esto y aseguran que el cigarrillo electrónico es dañino para la salud debido a sus compuestos tóxicos. 

Es importante destacar que el estudio británico solo se basa en datos, no en un ensayo clínico. Por esta razón no hay una relación causa y efecto que compruebe su teoría de que el dispositivo podría ayudar a dejar de fumar. 

Lo más visto en Tendencias