Tendencias

Podría haber tenido otro final: 10 cosas que nunca supiste de “Papi Ricky”

Un 12 de marzo de 2007, debutó la telenovela de Canal 13 protagonizada por Jorge Zabaleta, Belén Soto, María Elena Swett y Tamara Acosta. Hoy Canal 13 vuelve a emitir la popular teleserie.

La historia de un singular padre y su pequeña hija marcó a los telespectadores durante el primer semestre de 2007 por las pantallas de Canal 13. Es que las aventuras y desventuras mostradas en “Papi Ricky” no pasaron desapercibidas para nadie; y hoy, revelamos en T13.cl datos desconocidas de esta apuesta dramática. Verónica Saquel, productora ejecutiva de ésta, y Sebastián Arrau, guionista de la telenovela, rememoran el exitoso proyecto.

Revisa también este video:
Revisa también este video:

Origen de la historia

En Canal 13 se creó una mesa de contenidos la década pasada y dentro de ella Verónica Saquel tuvo la idea de hacer una historia “de un padre distinto”. La ejecutiva revela que era la época en que todos los días habían noticias de papás pedófilos, como que todos los padres eran terribles, entonces había una imagen sobre la que yo dije ´no puede ser que en este país quede esta imagen de los papás´. Me parecía injusta una mirada tan negativa hacia los padres”, por lo que se lanzó a realizar una telenovela centrada en una padre totalmente encantador. “Imperfecto, pero adorable”, como destaca la ex mandamás de la telenovela.

Revisa también este video:

Una imagen que predominó

Dentro de las ideas de la productora ejecutiva estuvo durante mucho tiempo en su cabeza “un papá arriba de su moto con su hija chica”. De hecho, he ahí otro dato de la génesis del proyecto. “Yo tenía esa imagen en mí y así partía esta idea de teleserie”, añade Saquel.

Revisa también este video:

Solo para Jorge Zabaleta

Verónica Saquel confiesa que para el papel central solo se pensó en Jorge Zabaleta, detallando que “siempre vi a Zabaleta arriba de una moto y con una niñita a su cargo”. El rol fue tan potente para el actor que, hasta el día de hoy, él es recordado por éste, sobre lo que su ex jefa señala que “el que Jorge siega siendo ´Papi Ricky´ es dejar huella. Uno trabaja para eso, y cuando eso se logra, es un orgullo”.

De frase de una canción a título de teleserie

Saquel también revela que el nombre “Papi Ricky” lo escuchó por primera vez como parte de la letra de una canción del grupo cubano “La charanga habanera” y que éste le llamó la atención. “El nombre calzaba con lo que uno quería transmitir, el papá guapo, que era buen papá y que las tenía todas”, agrega la realizadora, manifestando que “son nombres que van quedando, que son pegajosos y que son provocadores”.

Trabajo hasta en Puerto Rico

En el año 2007, el área dramática de Canal 13, mientras se emitía “Papi Ricky”, ya estaba trabajando en terreno en “Don amor”, telenovela grabada en Puerto Rico. Y estando allá liderando el equipo, Verónica Saquel recibió la visita del guionista Sebastián Arrau, quien se instaló por tres semanas para trabajar parte clave del guión de la apuesta protagonizada por Jorge Zabaleta.

El descubrimiento de Belén Soto

Una de los hechos más recordados de “Papi Ricky” fue el descubrimiento de la entonces niña Belén Soto, para dar vida a “Alicia”. Ella es hija en la vida real de la lectora del tiempo de Canal 13, Carolina Infante. Saquel recuerda que “ella vino a hacer una audición y fue impactante su prueba de cámara, además se veía más chiquitita de lo que era, lo cual era ideal”, agregando que “era tremendamente histriónica y nos dejó a todos con la boca abierta”. Según Verónica, “yo me fui de vacaciones y le dije a Fernando Gómez-Rovira (encargado de la dirección actoral de niños) que tenía que encontrar a una niña chica para esta imagen con la moto, que hablara bien y que pudiera actuar… y cuando llegué, me dijo ´aquí está la niña´, y ahí estaba”.

Personajes que crecieron en importancia

El guionista Sebastián Arrau cuenta que para darle más historias a la teleserie, debió potenciar ciertos roles que eran secundarios, como el de “Greco” (Pablo Cerda), que originalmente no era importante, pero que en pantalla llegó a ser parte de los protagonistas y hasta se quedó con “Catrala” (María Elena Swett). Asimismo, también se le dio más relevancia a “Olga” (Teresita Reyes) y su lazo sentimental con “Adonis” (Remigio Remedy).

Revisa también este video:

La razón del “arroz graneado”

El actor Leonardo Perucci dijo haberse sentido como “arroz graneado” en esta teleserie con su rol de “Genaro Chaparro”, en razón de la poca importancia de éste. Ante esto, Sebastián Arrau declara que “había personajes que solo eran un complemento y no se podía hacer nada en contra de eso, él era el papá de la protagonista y eso era, nada más, ¿qué más se podía hacer?... por lo que logro entender lo que dijo”.

Revisa también este video:

María Izquierdo con una idea clave

A mitad de la telenovela apareció en escena el rol de “Blanca”, encarnado por María Izquierdo, la madre de “Catalina” (María Elena Swett), quien -en un hecho inédito en una telenovela de Canal 13, antes solo hubo un personaje así en la serie “Más que amigos”- padecía de Sida. De acuerdo a lo que da a conocer el guionista de “Papi Ricky”, “el que tuviera Sida fue una idea de la propia María, quien justificaba así la forma de ser de ella con su hija, lo cual me pareció muy bueno y por eso lo agregamos a la historia”.

Revisa también este video:

Un final… ¿antojadizo?

Sebastián Arrau dice que el desenlace de la trama, en donde “Colomba” (Tamara Acosta) muere tras dar a luz, pudo haber sido un guiño a “Ángel malo” (“Nice” falleció en las mismas circunstancias), pero que él, evaluándolo con el paso de los años, “me parece que fue como gratuito el final… quizás antojadizo”. No obstante, dentro de las tres opciones que había, resultó ser el más original. Una alternativa para el desenlace era que “Ricardo” y “Colomba” se quedaran juntos, pero, según Arrau, “era un final fome, porque ella era muy fome”, y otra opción era que “Ricardo” volviera con “Catrala”, sin embargo, de acuerdo al guionista, “habría sido muy conservador y moralista”. Es así como se llegó a un término de teleserie con la muerte de “Colomba”. Verónica Saquel manifiesta al respecto que “quedó como abierto el final, quedó como un ´Papi Ricky´ libre, pero amarrado a sus dos hijos, y para él lo más importante era la paternidad”.

A 12 años de su gran estreno: 15 cosas que nunca supiste de la teleserie Brujas

El día en el que pensaron en Rusia que Sarita Mellafe, de Fuera de control, existía de verdad

Secretos de Machos a 14 años del debut: otro nombre, otro final para Ariel y llanto por alargue