Tendencias

Francisca Sfeir y Juan Pablo Queraltó se convierten en padres y dan el motivo del nombre de su hijo

Reproducción Instagram
Las figuras de televisión recibieron a su primer hijo, luego de un trabajo de parto de ella de 12 horas.

Este fin de semana, Francisca Sfeir y Juan Pablo Queraltó recibieron a su primer hijo, al cual llamaron Amador.

 

Bienvenido hijo!  somos eternamente felices junto a mi @fransfeir

Una publicación compartida de Juan Pablo Queraltó (@jpqueralto) el

El ex panelista de "Bienvenidos" declaró al diario La Cuarta que “decidimos ponerle Amador porque lo principal en la vida tiene como raíz al amor”.

Respecto a cómo fue la llegada del pequeño, la conductora de "3X3" señaló al mencionado medio de comunicación que "tuvimos que hacer cesárea después de 12 horas de trabajo de parto, pues la guagüita no encajaba, porque ya no tenía espacio. Fue un bebé muy grande igual que su papá, pesó 4 kilos y midió 52 centímetros. La verdad es que fue todo un trabajo para mí, tan menudita que soy”.

“La cesárea era la mejor opción, ya que mantiene a la madre en buenas condiciones en el proceso y ayuda a que el bebé no sufra”, agregó la figura de Canal 13.

Sin embargo, Sfeir no pudo ver el momento exacto del nacimiento, porque “estaba completamente dopada, pero JP (Juan Pablo) sí logró verlo salir desde el útero de su madre”.

El proceso fue tan intenso para Francisca que confesó sentirse “apaleada, fue como si me hubieran pegado 50 combos”. Y si bien pudo haber sido muy extenuante, la mamá primeriza manifestó que "es una cosa física que te ayuda a ser consciente de lo increíble que acaba de pasar, que diste vida", destacando que "esto es lo máximo, estoy chocha viendo a mis dos guapos exquisitos, ha sido todo muy maravilloso, se te disipan todos los miedos, todas las dudas, todas las aprehensiones y te metes en una nube de amor”.

Por su parte, Juan Pablo Queraltó confesó que "fue impresionante y realmente increíble ver cómo Amador comenzaba a salir de la guatita, al ver que empieza a moverse y emitir sus primeros sonidos”.