Tendencias

Mario Kreutzberger empezó la búsqueda de sucesores: "La Teletón no es de Don Francisco"

Canal 13
Por Nicolás Figueroa
El animador hispano más exitoso del mundo de la TV habla de sus planes y de la nueva etapa que está enfrentando, a sus 76 años de edad.

El último año ha sido un período de cambios para Mario Kreutzberger. En marzo de 2016 fichó por Telemundo luego de haber estado vinculado por casi tres décadas a Univisión, comenzando así una nueva etapa en su carrera en Estados Unidos. Para su nueva casa televisiva ha hecho ya varios programas, “Rostros de la frontera” (un documental), “Don Francisco te invita” y “Siempre niños”.  

Don Francisco cuando hizo el documental "Rostros de la frontera"

“Partir (de nuevo) no es fácil, es un gran desafío, y mi desafío hoy día es diferente al desafío de antes”, parte contando el destacado animador en entrevista con T13.cl en uno de sus últimos pasos por Chile, a lo que añade que “mi desafío de antes era yo hacer programas y que me fuera bien. Mi desafío ahora es mantener una hora, como la que tengo de conversación, y hacer programas en base a nuestras experiencias para otros, o sea, desarrollar otros talentos, no hacerlos yo, porque yo tengo puro presente”.

En ese sentido, Don Francisco destaca que “yo soy quizás uno de los mayores que está en la televisión, aquí (Chile) y allá (Estados Unidos), entonces quiero dar toda mi experiencia y todo lo que aprendí a otros”. He ahí su principal objetivo en estos días, acerca de lo que agrega que “yo no puedo correr los kilómetros que corría antes, no puedo comer lo que comía antes y no puedo trabajar lo que trabajaba antes. Todo lo he tenido que adaptar a esta nueva época”.

Mario Kreutzberger lleva poco más de un año como rostro de TelemundoAgencia Uno

Pero, ¿acaso no ha subido su carga de trabajo con su cambio de canal en Estados Unidos más sus labores en Chile? El ex líder de “Sábado gigante” responde que “ahora me subió y espero bajarla, por eso es que ahora preparamos un proyecto para julio con una hora (de un programa) ya hecha por otro (animador), y si a ese le va bien, las horas son para él y yo me quedaría con una horita”. Es así como su “idea final” es quedarse con su espacio de conversación (“Don Francisco te invita”) y hacer uno o más proyectos para nuevos animadores, en donde él, según declara, “estaría en la parte creativa y organizativa junto al equipo”.

¿Y no le es complejo para él empezar a trabajar detrás de cámaras siendo que toda una vida ha estado delante de éstas? Don Francisco contesta que “es extraño, porque nunca lo estuve, pero es algo que con toda la voluntad quiero hacer y que estoy haciendo”.

“Esto es como ir contra una muralla, (porque) yo puedo seguir, seguir y seguir hasta que un día no puedo seguir, ¿y qué pasó con todo lo que hicimos? ¿Qué pasó con ese equipo con el que hemos trabajado por más de 50 años? Ellos tienen que seguir trabajando, con los más jóvenes, entonces ¿por qué detener esa máquina?  ¿Por qué no buscar una cosa con futuro?”, enfatiza el emblemático personaje de la TV chilena y latina. 

Mario Kreutzberger tiene claro que quiere traspasar sus conocimientos y dejar instalada a una nueva generación. No obstante, ¿qué pasa con él? ¿Quiere seguir hasta el final en esto? El animador hispano más exitoso de la TV responde que “me gustaría eso (morir en un set de televisión)... pero no sé si va a pasar”, añadiendo que “quiero seguir hasta cuando el rating y las condiciones físicas, las condiciones mentales y la familia digan lo contrario… hay muchos factores involucrados. Cuando me digan `está bueno´, ahí voy a parar”.

Mario Kreutzberger quiere encontrar nuevas generaciones de animadoresEl rostro de Canal 13 dice tener pendiente escribir su nuevo libro de memorias, “Lo que aprendí”, y se refiere al escenario de sus colegas en la TV actual: “hay muy pocos animadores, porque los programas han ido cambiando y los animadores ahora son los jurados. En un programa donde se dice `el eliminado es el número 7´, se acabó la cosa, entonces al otro lado los jurados dicen `por esto, por lo otro´, y al animador le queda poco qué decir”.

¿El fin de la Teletón sin él?: "Sería una gran pena para mí que eso ocurriera”

En medio de sus deseos para el futuro, de encontrar a nuevos animadores, el destacado hombre de las comunicaciones pone como ejemplo lo que ha pasado con la Teletón, diciendo que “si tú te fijas, ya hemos empezado ese trabajo, el año pasado hubo embajadores y ellos tuvieron más participación y yo menos participación… y así queremos seguir haciéndolo, porque en el caso de la Teletón, todos los que hemos trabajado en ella consideramos que esta es una instancia solidaria y de unión del país que Chile no debería perder. Hay algunos que piensan diferente, pero son la minoría”.

Pero, ¿cree que la Teletón puede trascender sin su figura? Kreutzberger señala que “la mejor expresión son los países, un país uña y mugre con su presidente, cuando le va bien, y después se va y no pasa nada, pasa sin pena ni gloria y uña y mugre con el nuevo presidente”, agregando que “yo creo que con todo puede pasar lo mismo si se hace bien y se encuentra a la gente, porque esto es una cuestión vocacional. Lo de la Teletón te da quizás imagen, pero tienes que invertir mucho tiempo".

El gestor de esta gran obra manifiesta que "yo soy un convencido de que la Teletón le hace bien a Chile, no tengo ninguna duda de que las 130 mil familias que hemos atendido están en su mayoría muy contentas con una oportunidad que de otra forma no hubieran tenido, y los 33 mil pacientes activos que tenemos hoy día, también”.

Dentro de eso es que Mario destaca que “la Teletón no es de Don Francisco… no es de Lucho Jara ni de Martín Cárcamo, es de Chile”, confesando que de no continuar el evento solidario sin él, “sería una pena, una gran pena para mí que eso ocurriera”.

En tanto, acerca de tener una nueva Teletón este 2017 (el 1 y 2 de diciembre), algo que nunca había ocurrido en año de elecciones presidenciales, su líder declara que “la Teletón no tiene dinero, no puede darse el lujo de parar un año, (sino) tiene que cerrar los institutos. Es necesario…. y espero que la gente entienda la situación en que estamos. No hay otra opción”.

A pesar de las elecciones presidenciales, este año se hará Teletón, el 1 y 2 de diciembreAgencia Uno

“Ésta es otra tele, no es la tele que yo conocí"

El hombre al cual cada sábado se puede ver a las 23:30 horas por las pantallas del 13 en la segunda temporada de “Usted no reconoce a Chile” y que prepara un revival de “Sábado gigante” por medio de un nuevo programa llamado “¿Qué dice el público?”, hace también un análisis de la pantalla chica de hoy: “ésta es otra tele, no es la tele que yo conocí”.

Don Francisco en un capítulo de "Usted no reconoce a Chile", junto a Ignacio Valenzuela¿Cómo así? Mario relata que “las comunicaciones se ampliaron tanto y no hay ninguna protección al contenido, ahora todo se puede ver en cualquier plataforma, a cualquier hora, hay demasiada información y todos son potencialmente un periodista. Cada uno tiene un teléfono de estos (muestra su smartphone) y puede grabar y sacar un video, entonces es otra tele”.

El animador que lleva más de cinco décadas en en esto rememora que la TV antigua “era romántica, donde hacíamos unas tremendas producciones, eran otros presupuestos… era muy distinto a ahora. La echo de menos”.

Don Francisco en una clásica postal de "Sábado gigante"

Sin embargo, él cuenta que “a todos los tiempos hay que adaptarse” y si bien la pantalla chica ha bajado su potencia en comparación con el pasado, Don Francisco tiene su visión sobre este medio: “yo creo que la tele no va a morir, la transmisión a distancia no va a morir... la forma cómo se haga va a ser distinta. Tú hoy no necesitas un canal de televisión para que te sintonicen, con tu propia página te pueden ver en cualquier parte del mundo. Pero esto es como el cine, el cine se adaptó, ya no hay `Ben-Hur´ y ya no hay `Los diez mandamientos´, hay otras películas, sin embargo, sigue”, destacando que “la televisión yo creo que va a recuperar su potencia”.

Dentro de eso manifiesta que “hoy se roban las señales, pero cuando esto se proteja y se regule, porque internet es tierra de nadie, ahí va a cambiar. Va a tener que haber una legislación mundial que va a tener que salir de las Naciones Unidas seguramente”.

“(Le preguntaría a Donald Trump) si está contento con su vida”

“Él es un presidente atípico, él nunca fue político, por lo tanto no tiene expertiz de político, tiene expertiz de hombre de negocios”. Con esas palabras se refiere Mario Kreutzberger al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

A lo anterior, señala que la forma de ser de él y las medidas que busca implementar “¿qué me pueden parecer a mí? A mí me tienen que parecer mal. Yo trabajo para una minoría, siempre trabajé para esa minoría y siempre creí que Estados Unidos era un país de inmigrantes…de que tiene que regular ciertas cosas, me parece que sí, todos los países tienen que tener sus regulaciones, pero al ser una cosa más violenta y definitiva, no sé cómo va a resultar y no sé cuál es el final de esto”, confesando que se encuentra en un estado de “alerta”  frente al nuevo escenario del país en el que vive hace 30 años.

El animador dice estar en "alerta" frente a lo que está pasando en Estados Unidos¿Y le ha hubiera gustado entrevistar al nuevo mandatario? El animador dice que “ofrecí entrevistarlo desde el principio, pero él no le dio ninguna entrevista a ningún medio hispano”, agregando que si pudiera estar frente a él le consultaría “si está contento con su vida”. 

El rostro de Canal 13 es muy consciente de todo lo que está pasando en el país de América del Norte, poniendo énfasis en que “yo creo que hay un cambio fundamental en la política de los Estados Unidos, que hasta ahora ha sido un país de inmigrantes y ahora no va a ser un país de inmigrantes, sino que tiene la preferencia el pueblo norteamericano. Eso es muy estresante para la comunidad hispana, para los musulmanes y para muchos más”.

Y bajo ese escenario, ¿ha pensado tal vez en el futuro dejar Estados Unidos y volver a Chile? “Eso es difícil de predecir, yo hace 30 años que estoy allá y acá… y uno es feliz donde está contento, y eso depende del momento y de la circunstancia. Hay momentos más felices acá, hay momentos más felices allá”.