Tendencias

Francisca García-Huidobro recuerda su complejo estado de salud tras sufrir una falla multisistémica

Canal 13 - De tú a tú
Por Macarena Faunes
"Yo tengo recuerdos de que me hayan ofrecido la comunión y la rechacé, porque uno muere con las botas puestas. Si te ofrecen la comunión, que es la manera de decirle hoy en día a la extremaunción, es porque te estás muriendo", señaló la comunicadora en "De tú a tú".

La conductora de TV, Francisca García-Huidobro, conversó acerca de su vida en un nuevo capítulo de "De tú a tú", junto a Martín Cárcamo. 

En la instancia, la presentadora contó cómo llegó a la clínica tras la falla multisistémica que casi la llevó a la muerte en 2019. 

"Yo pensé que tenía rotavirus, porque había estado el fin de semana en un partido de fútbol de mis dos hermanos y había mucho niño. Como son papás jóvenes, tienen niñitos de 3, 4, 5 años", manifestó. 

"Me desperté el lunes no resfriada, pero con un poco de fiebre. Yo estaba haciendo Sigamos de largo y fui a trabajar el lunes. El martes desperté sintiéndome peor y tenía 38° de fiebre. El miércoles fui a trabajar y me acosté con 39° de fiebre. A los 40 y tantos años eso te pega muy fuerte", contó. 

"El jueves fui a trabajar y de ahí a mi casa. Me iba a Buenos Aires esa noche. Imagínate, además, en cuatro días debo haber bajado tres kilos. Estaba completamente deshidratada", reveló. 

"Y mi nana llamó a mi papá. Mi papá sabía que si me retaba no iba a lograr nada. Me dijo: 'Mira, estás muy pollito ahí. Vamos a la clínica por último para que te pongan un poco de suero y así te vas a Buenos Aires. Me fui a la clínica, me hicieron exámenes y de ahí no salí más", indicó. 

Su estadía en la clínica 

La actriz contó como fue el mes que estuvo internada en el recinto médico y las ideas que se le cruzaron por su mente. 

"Yo recuerdo haber estado en la urgencia de la clínica. Me mandaron a hacer un montón de exámenes. Lo último que recuerdo es que me dicen que no me puedo ir a ninguna parte y que me tengo que quedar en la clínica", reveló. 

"Yo desperté en la UTI una semana después. Desperté y había dos personas mirándome. Un hombre y una mujer, una era la psiquiatra. Evidentemente, cuando tú estás en un estado tan grave, hay un montón de medicamentos que te alteran la sensación de realidad", indicó. 

"Yo tengo recuerdos de que me hayan ofrecido la comunión y la rechacé, porque uno muere con las botas puestas. Si te ofrecen la comunión, que es la manera de decirle hoy en día a la extremaunción, es porque te estás muriendo", señaló. 

Francisca García-Huidobro contó que sus riñones fueron los que le dieron la alerta de que algo no estaba bien. "El riñón es el órgano más amigable. Cuando el riñón falla es porque te está diciendo que tengas ojo", afirmó. 

"Fue una falla multisistémica. Colapsaron todos mis órganos. Yo soy una persona que se alimenta muy mal, no hago deporte. Tomaba mucho trago en esa época. Tomaba más de lo que comía", indicó. 

"Me estaban fallando los riñones, el hígado y los pulmones. Lo único que no me falló fue el páncreas", reveló. 

María Luisa Godoy compartió tiernas fotos de su bebé junto a sus hermanos: la visitó Mónica Rincón Instagram @marigodoyibanez
Lee También >

María Luisa Godoy compartió tiernas fotos de su bebé junto a sus hermanos: la visitó Mónica Rincón

¿Qué fue lo que la salvó de la muerte? 

La comunicadora afirmó que si sigue viva es por la fortaleza que le generó su hijo Joaquín, a quien no quería dejar solo. 

"No sé lo que dirá mi doctor. Yo creo que me salvó Joaquín, porque no me dejaron entrar a verme por razones obvias. Joaquín tenía 14 o 13 años y su mamá estaba en las peores condiciones del mundo", indicó. 

"Hubo un día, y en ese sentido no sé si agradecérselo a Julio (Julio César Rodríguez, ex pareja y padre de su hijo), que le dijo a Joaquín que tenía que ir a verme. Y Joaquín entró y me dio la mano. Y yo tengo ese recuerdo de pedir que ojalá no me soltara", señaló. 

"Para mí él fue una salvación. Ahora lo pienso, y pienso que para él fue un horror. Yo de hecho hablé con Julio, en mis momentos de conciencia. Le dije las cosas que yo quería para Joaquín, que lo cuidara, que lo apoyara, que estuviera siempre con él, que le hablara de mí, que tuviera fotos conmigo. Fue heavy", relató. 

"Julio es parte de mi familia. Es una persona muy importante en mi vida y en la vida de Joaquín. Si algo me pasaba, ya no estamos en condiciones de que Joaquín se vaya a vivir con mi papá o mi hermana. Si a mí me pasa algo, Joaquín se queda con su papá", afirmó. 

"Mis órganos empezaron a funcionar. Después quedó ahí un tema. Yo tenía una anemia muy grave que no tenía ninguna explicación y por eso se demoraron mucho en darme el alta. En algún momento pensaron que podía tener leucemia. Estuve un mes hospitalizada, navidad y Año Nuevo", manifestó. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Canal 13 (@canal13cl)

LO MÁS RECIENTE