Tendencias

Una madre se casará con un preso condenado por asesinato: No lo conoce y solo se escriben cartas

Getty Images - Preso
Por T13
"Pensé que era una maldita locura (...) pero no pude controlar mis sentimientos y detener mi corazón. Él es todo lo que siempre he querido", señaló la mujer.

Una mujer británica reveló que se casará con un sujeto que se encuentra preso en Estados Unidos por asesinato, luego que se estuvieran intercambiando cartas.

Se trata de Laura O'Sullivan (32), quien es madre de cuatro hijos y que reside en Bristol, Reino Unido. Ella conoció a Terrell Ravon Reese (31) el pasado 1 de octubre de 2021, a través de una aplicación que las cárceles de Estados Unidos tienen para los presos, con el fin de que encuentren un amigo por correspondencia.

Según recogió The Sun, Laura no conoce personalmente a Terrell, sino que simplemente se han intercambiado "hermosas" cartas.

El hombre condenado por asesinato le propuso matrimonio a la madre soltera dos meses después de haber iniciado sus conversaciones. Ella aceptó.

"Pensé que era una maldita locura, una maldita locura... pero no pude controlar mis sentimientos y detener mi corazón. Él es todo lo que siempre he querido", afirmó la mujer.

Coronavirus: Estudio apunta que subvariantes de Ómicron estarían evadiendo anticuerpos de vacunas Getty Images - Subvariantes del COVID
Lee También >

Coronavirus: Estudio apunta que subvariantes de Ómicron estarían evadiendo anticuerpos de vacunas

El ahora prometido terminó tras las rejas por una condena de asesinato en segundo grado, en 2009, cuando tenía 18 años. Y, de hecho, su liberación se daría recién en 2030.

Ambos hablan a diario 15 minutos y ella está intentando conseguir un visado para viajar a Estados Unidos a conocerse personalmente. En esa línea, la mujer planea que la boda se realice al interior de la cárcel.

"Él lee la poesía que me ha escrito por teléfono y puedo escuchar a los reclusos riéndose de fondo, pero no le importa. Grita: '¡Le estoy leyendo a mi esposa!", comentó Lauren.

De igual manera, aseguró que han mantenido llamadas telefónicas más íntimas y que se tatuó el nombre de Terrell. Él igual lo habría hecho con el nombre de ella.

Se espera que, de no mediar inconvenientes, el matrimonio se celebre en 2023 en el Centro Correccional Ernest Brooks de Michigan, donde -lamentablemente para ellos- no podrán vestirse de novios y donde una máquina expendedora de bebidas y alimentos será lo único disponible para la cena.

[VIDEO] Texas: El "despreciable fracaso" de la policía en tiroteo en la escuela