Tendencias

Mike Tyson y el día que encontró a su ex esposa con Brad Pitt: “Me imploraba que no le pegara”

AFP
Por T13
El encuentro ocurrió en 1989, cuando Tyson estaba en pleno proceso de divorcio con la actriz Robin Givens.

Mike Tyson es considerado como uno de los mejores boxeadores de la historia. 'Iron', que fue uno de sus tantos apodos, era una máquina de destrozar rivales en el ring en cosa de segundos.

Si bien era un campeón innato en este ámbito, nunca estuvo fuera de las polémicas tanto en el ámbito deportivo como en el personal. De hecho, sufrió varias decepciones y vivió un sinfín de anécdotas, las cuales dejó plasmadas en su libro autobiográfico ‘Undisputed Truth’ (La Verdad Indiscutida) y en el programa The Real.

Una de ellas fue cuando conoció a Brad Pitt. El encuentro ocurrió en 1989, cuando Tyson se estaba divorciando de la actriz Robin Givens; el ex boxeador reveló en el libro -escrito por Larry Sloman- que pese a la situación legal que vivía con la actriz aún mantenían relaciones sexuales, consignó TMZ.

“Ese día tenía que ir a la oficina de mi abogado pero decidí pasar por la casa de Robin por un ‘rapidito’. Qué puedo decir, yo era joven y la extrañaba”, reveló Tyson. Cuando Mike se disponía a volver a casa tras no recibir respuesta de Givens, vio que su ex llegaba a la casa con  el famoso actor.

“La veo que venía acompañada por el apuesto Brad Pitt. Ahí pensé ‘mierda, hoy no tendré ningún rapidito’”, contó entre risas el boxeador en el programa televisivo The Real.

El ex deportista señaló que Pitt se atemorizó y le pidió por favor que no lo golpeara. “Brad debió haber estado ebrio o algo, pero me imploraba que no le pegara y me decía que sólo estaban repasando un libreto”, relató Tyson.

“No fue la mejor manera pero ahí lo conocí. Y la verdad es que me pareció un tipo muy amigable. No estoy enojado con Brad, de ninguna manera. Claramente no le guardo rencor porque, si así fuese, ya no estaría vivo”, dijo entre risas.

Por otro lado, Robin en una entrevista con Wendy Williams declaró que las cosas no ocurrieron como las contó su ex esposo y que él no fue factor en el quiebre de su relación con Pitt. “Brad y yo nos conocimos en una clase de actuación y era un momento en el que ambos nos tomábamos muy en serio nuestro trabajo. Además, no podíamos caminar por la calle y la gente revisaba nuestra basura. Era mucho para los dos”, sostuvo.