Tendencias

El escandaloso secreto de "La casa de la pradera": actriz contó que Michael Landon era misógino

Youtube
Por T13
Karen Grassle, quien dio vida a la señora Ingalls en la serie de televisión, reveló que el actor hacía comentarios sexuales todo el tiempo durante las grabaciones.

La serie de televisión "Little House on the Prairie", conocida en nuestro país como "La pequeña casa en la pradera", fue una producción creada para un público familiar, con sus tramas y personajes creados para todos los públicos.

Sin embargo, escondía una verdad que hizo del rodaje una pesadilla para una de sus protagonistas. Se trata de Karen Grassle, de 79 años, quien interpretaba a la señora Ingalls, la matriarca de la familia perfecta.

La actriz publicó sus memorias 'Bright Lights, Prairie Dust: Reflections, Loss and Love from Little House’ Ma') y en ellas expuso los puntos más oscuros de su vida en relación a la exitosa serie de televisión.

Grassle reveló que durante las grabaciones, el protagonista Michael Landon no le hizo muy fácil su estadía. El actor no solo no aceptó aumentar el salario de la actriz en su segunda temporada, a pesar del éxito, sino que boicoteaba su trabajo.

El escandaloso secreto de "La casa de la pradera": actriz contó que Michael Landon era misógino

En las escenas más íntimas, cuando la pareja hablaba en el dormitorio, "Michael aprovechaba los descansos para contar chistes subidos de tono. Estábamos en la cama (en pijama y tapados hasta el cuello), rodeados de un equipo masculino que le reía las gracias y yo no podía irme a ninguna parte. A mí me resultaba violento y muy humillante".

"Yo no quería escuchar todo el tiempo cómo hablaba de su pene", precisó la actriz en el texto, donde también expuso que Landon había empezado a tomar un producto que le mejoraba su vida sexual.

Instagram
Lee También >

"Nunca había sufrido tanto": el triste homenaje de Arcángel a hermano que murió en trágico accidente

Por otra parte, contó a la revista ‘People’ que lo peor durante las grabaciones fue su síndrome de abstinencia, causado por su dependencia al alcohol. El peor momento llegó cuando Michael organizó en el set una pequeña fiesta: "Me tomé una copa de vino. La primera y la única vez que bebí mientras trabajaba, pero se desató el infierno. Cuando volvimos a grabar, yo solo podía pensar en la botella de vino y me preguntaba, ‘¿qué me está pasando?".

En 1977 decidió dejar la bebida. Pocos meses después, su padre murió de cirrosis, tras años de alcoholismo: "Nadie me dijo nunca que beber mata", lamentó la actriz en la entrevista.

Sobre Michael Landon, el actor falleció de un cáncer de páncreas en 1991. Antes de su muerte, la actriz logró hacer las paces con él y todo quedó cerrado y olvidado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Karen Grassle (@karen_grassle)