Tendencias

Selena Gomez muestra por primera vez la cicatriz que le dejó su trasplante de riñón

Instagram
Por T13
La cantante ha sido muy honesta sobre los estragos del lupus en su vida, que la obligado a someterse a una serie de cirugías.

En 2017 Selena Gomez se sometió a un trasplante de riñón, luego de presentar una falla en dicho órgano producto del Lupus que padece. Por lo mismo, la operación fue necesaria para salvarle la vida.

La responsable de ofrecerle el riñón en ese momento fue Francia Raisa, actriz y mejor amiga de Selena, quien no dudó en someterse a las pruebas de compatibilidad para ayudarla. La foto de ambas en las camas del hospital y mirándose la una a la otra con ternura se hizo viral en aquella oportunidad.

[LEE TAMBIÉN] Demi Lovato furiosa: se viralizaron supuestos tweets en que su novio decía preferir a Selena Gomez

A tres años de eso, la intérprete de ‘Lose You To Love Me’ compartió con sus seguidores en su cuenta de Instagram, una foto donde muestra uno de los estragos que dejó aquella operación en su cuerpo.

En la imagen, la cantante, de 25 años, aparece posando en un traje de baño celeste, dejando en evidencia una larga cicatriz en la parte interior de su muslo derecho.

“Cuando recibí mi trasplante de riñón, recuerdo que al principio fue muy difícil mostrar mi cicatriz. No quería que apareciera en fotos, así que usé cosas que lo cubrirían”, comenzó diciendo Gomez en la publicación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

Y luego añadió: “Ahora, más que nunca, confío en quién soy y por lo que pasé...y estoy orgullosa de eso”.

Además de ser honesta sobre sus problemas de salud, Selena ha sido una de las actrices más activas en el movimiento body positive. De hecho, en la misma publicación hizo mención al traje de baño con el que sale posando, de la marca Lamariette.

“Felicitaciones por lo que están haciendo por las mujeres, lanzando @lamariette, cuyo mensaje es simplemente eso, que todos los cuerpos son hermosos”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el