Unos polémicos audios se dieron a conocer, este miércoles, en los que el árbitro Francisco Gilabert reconoce en una conversación que recibió presiones para cobrar un penal a favor de Huachipato contra Copiapó en el partido por la liguilla de Promoción que le dio la permanencia en primera división al equipo acerero.

En los registros a los que tuvo acceso T13, el propio Gilabert relata los hechos que sucedieron a los 24 minutos del segundo tiempo, cuando el partido estaba 0 a 0, y sancionó un discutido penal a favor de Huachipato.

Publicidad

“Cobro el penal, entendiendo que podía no ser penal, porque me la jugué. Vi desde atrás que la tocaba en el tobillo y caché que me iba a llamar el VAR. Listo. Me llama el VAR, voy a ver, veo que no es penal. Voy a salir con tiro de esquina y me dicen ‘Francisco, por favor, momento; analiza la camiseta’”, dice el primer extracto del audio.

“Yo veo un jalón de camiseta pero dije ‘me parece una acción de juego, voy a ir con tiro de esquina’. ‘Francisco, por favor, analiza la camiseta’, me dicen y yo ‘¿qué?’, chuta y ahí entendí que algo había pasado, algo raro”, añadió.

El propio árbitro aseguró que se fue inseguro tras el cobro, pero después del partido pudo entender la situación.

“Me fui con esa sensación de haber cobrado algo que no era. Termina el partido y el VAR me dice ‘menos mal que cobraste el penal, menos mal que entendiste. Y yo digo ‘si, pero ¿qué paso?, y me dicen que llamaron de Santiago, que había que cobrar penal”, explicitó.

Una publicación hace algunas semanas del la revista Tribuna Andes había adelantado sensaciones de Gilabert, quien había reconocido que no había quedado conforme con su desempeño ese partido.

“Como ahueonao me siento, como que fui un torpe, porque de todas formas podría haber hecho algo distinto. Ya después me castigaban o quizás hasta me echaban, pero hacía lo que realmente quería. No estaba tan concentrado ni conectado en el partido. He dicho muchas veces que no a los penales, pero me daba mismo si me sacaban el penal, pero esta vez fue muy raro, fue terrible turbio”, comentó.

La conversación de Gilabert se da en medio de la crisis arbitral que vive el fútbol chileno, luego que la noche del martes el Sindicato de Árbitros votara por ir a paro, después de que el jefe de los jueces, Javier Castrilli, despidiera a más de diez árbitros en los últimos días.

“He pensado tantas hueás, compadre. Por algo me llevaron a mí, porque saben que soy el más nuevo de los FIFA. Después pensé que los cabros del VAR ya sabían lo que iba a pasar y lo tenían medio conversado. He pensado que Talamilla y Castrilli tienen algo con los hueones de Huachipato, yo creo que es lo más cercano y que este partido era especial para ellos y no podían perder. He pensado tantas hueás, pero verme involucrado en esa mierda fue terrible de penca, porque no tuve autonomía, fui obligado a cobrar algo y mira la media cagá”, sostiene otro audio.

“Me llamó Castrilli y me dijo que era un tipo valiente, corajudo, que se sentía representado por mí en la cancha. ‘Te vamos a bancar a muerte, eres la gente que necesitamos, gente comprometida con el proyecto’, me dijo”, complementa Gilabert.

Publicidad