La noche del miércoles 16 de septiembre, a pocos minutos de que comenzara el partido de la Copa Libertadores entre Gremio y Universidad Católica, usuarios reclamaron en redes sociales por el corte del servicio de internet y televisión de paga de VTR. Las quejas se volvieron viral en cuestión de minutos y la Subtel ofició a la compañía para que entregue todos los antecedentes disponibles.

En ese sentido, VTR informó a T13.cl que "se registró un corte de origen vandálico afuera de uno de nuestros principales centros de distribución, ubicado en la comuna de La Florida, dejando sin servicios a más de 100 mil clientes".

Frente a este hecho, la compañía presentó "la vigesimoquinta querella en contra de quienes resulten responsables, por tratarse de un delito de la mayor gravedad que ha venido aumentando de manera sistemática en los últimos 7 meses". 

Publicidad

VTR aseguró que se está viendo afectado por "una seguidilla de actos de vandalismo sobre su red de telecomunicaciones desde noviembre de 2019 a la fecha, perjudicando a miles de personas, en un momento tan complejo como el que estamos viviendo, donde la conectividad es clave".

Según detallaron, "se trata de terceras personas no identificadas que cortan la red de fibra óptica intencionalmente, buscando interrumpir los servicios de telecomunicaciones de miles de personas por varias horas. Esto, porque cuando el cable de fibra óptica es cortado es complejo de reparar, porque está compuesto de múltiples filamentos que deben reconectarse uno por uno con una máquina de fusionado especial es proceso toma tiempo".

Al día de hoy la red de VTR "a nivel nacional registra 261 cortes intencionales a la fecha y 169 solo en la región Metropolitana, afectando mayormente a la zona norte y poniente de la capital.  A la fecha, más de 611 mil clientes se vieron afectados quedando sin sus servicios de telecomunicaciones (internet, telefonía y televisión), producto de estos cortes de fibra".

Producto del aumento de estos actos vandálicos, desde la compañía informaron que se han visto en la obligación de contratar un sistema de patrullaje y de vigilancia con drones, investigadores privados y patrullaje privado, "para tratar de mitigar los continuos cortes de fibra que hemos estado enfrentando". 

Y agregaron: "La interrupción de los servicios de telecomunicaciones es un delito que está penado por ley. Estamos trabajando activamente con las policías y en paralelo hemos presentado las acciones legales correspondientes. A la fecha, hemos presentado 29 querellas en el país, con 25 fiscales asignados. A la fecha hay 2 personas en prisión preventiva y 70 diligencias solicitadas". 

Publicidad