“Mujeres para liderar” se llama la academia que inaugurará, oficialmente, el próximo 9 de noviembre, el Partido Republicano.

¿El objetivo? Fortalecer un estamento dentro de la colectividad que, sin duda, fue el más “débil” durante la campaña de la segunda vuelta presidencial de José Antonio Kast.

De hecho, en esa elección fue polémica la idea programática del abanderado sobre la eliminación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género. En esa línea, el partido ha impulsado iniciativas como derogar el aborto en tres causales.

Publicidad

El pasado 28 de octubre, así, se realizó el primer taller comunicacional en la Región Metropolitana. El propósito es que esas actividades de la llamada “academia de mujeres” se extiendan por todo el país e incluyan un programa comunicacional, uno territorial y otro de formación.

En este último ámbito, por ejemplo, se abordarán temas como “feminismo e ideología de género” que, dicen en el partido, tiene como fin la “explicación de las ramas del feminismo y su transición al género y a la abolición del concepto mujer”, así como también se pretenden tocar otros tópicos como “la mujer en la economía, emprendimiento, mundo corporativo, academia y trabajo”.

“Las mujeres están en el centro de la formación de las instituciones asociadas al Partido Republicano y este programa busca identificar y potenciar los liderazgos de las mujeres republicanas. Este programa es un esfuerzo integral para potenciar a los liderazgos del futuro”, afirma al respecto la presidenta del Partido Republicano, Ruth Hurtado.

Mientras, José Antonio Kast recalca que “Chile necesita nuevos liderazgos para promover soluciones concretas a las urgencias sociales de los chilenos. Este programa busca entregar herramientas para participar en medios, talleres para gestionar redes y el trabajo territorial; pero lo más importante es formar líderes positivos y propositivos para Chile”.

En ese sentido, el expresidenciable apunta justamente a la idea de buscar candidatas a elecciones populares. Hoy la bancada de parlamentarios -que son  14-, por ejemplo, solo tiene a una mujer, Chiara Barchiesi.

Publicidad