DeportesT13

"Una vez dormimos en la calle": Debutante en La Roja cuenta que lloró tras primera nómina de Lasarte

@LaRoja
Por T13
El defensa de 18 años Bruno Gutiérrez debutó el 2020 en Primera y esta semana recibió su primer llamado a la selección.

El nuevo técnico de la Selección Chilena, el uruguayo Martín Lasarte, entregó el miércoles su primera nómina al mando de La Roja, citando a 26 jugadores del medio local para el primer microciclo de este año 2021, que se desarrollará entre el jueves 11 y el sábado 13 de marzo.

Uno de los incluidos en la convocatoria es el defensa de 18 años Bruno Gutiérrez, quien pertenece a Colo Colo y en 2020 debutó en Primera División a préstamo en Deportes Iquique. Si bien se trata de un microciclo, para él significa un gran paso en su carrera pues la selección es un sueño.

[LEE TAMBIÉN] Luis Jiménez vuelve a La Roja: Martín Lasarte inicia primer microciclo con nómina local

“Estuve en la Sub 15, Sub 17 y Sub 20, ¡pero ahora es la adulta!”, señaló en conversación con AS Chile.

Acerca del momento en que se enteró, Gutiérrez contó que “me llamaron a las 17:30 horas. Estaba comiendo. Fue una sorpresa, al principio no lo creía. Agregué a WhatsApp a la persona (que lo contactó) y rápidamente me empezaron a llegar notificaciones de las redes sociales”.

“¿Cómo me van a llamar a mí? Si soy tan chico todavía. Nos emocionamos demasiado. Mi mamá se puso a llorar, porque es algo que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo. Desde los siete años que estoy luchando por un sueño. Con mi mamá hemos pasado tantas cosas, que esto es un orgullo para la familia”, agregó sobre su reacción.

El futbolista recordó que “me ha tocado comer en la calle con mi mamá. Yo soy de La Ligua y antes tenía que viajar. Terminábamos los entrenamientos de Colo Colo a las siete de la tarde, con suerte nos alcanzábamos a comer un completo y nos íbamos de vuelta. Llegábamos a las 12 de la noche y al otro día tenía que ir al colegio. Una vez dormimos en la calle”.

Gutiérrez detalló que esto ocurrió porque “pedimos el bus y nos quedamos en una plaza. Tenía 13 o 14 años. Cuando vi la nómina, recordé todo eso. Mi mamá siempre estuvo 24/7, por eso estoy contento y nos cayeron un poco de lágrimas”.