T13
Emprendedores

Guía para pymes con deudas por cobrar: Sepa qué hacer

emprendedores
Getty Images
Por T13
Contar con liquidez es fundamental para los emprendedores, y también lo es tener el pago oportuno de sus clientes. ¿Qué hacer si esto no se cumple?

El contexto actual hace que sea cada vez más necesario contar con el pago oportuno de los clientes de las pymes. Pero, ¿qué pasa cuando aparece la primera factura impaga? La plataforma chilena CobranzaOnline.com preparó la siguiente guía para pymes agobiadas por deudas incobrables:

  •  Detectar señales de alerta: Se deben prender inmediatamente las alarmas cuando el moroso deja de responder a nuestros correos, mensajes o llamados. En ese sentido, recomendamos siempre chequear que el correo electrónico y el teléfono móvil compartidos efectivamente correspondan al cliente.
  • Dejar pasar el tiempo: la peor opción: En este contexto, uno de los errores más comunes que cometen las pymes es dejar pasar el tiempo, lo cual reduce significativamente la probabilidad de recuperar el dinero. Es recomendable intentar cobrar hasta 30 días después de la fecha de pago pactada originalmente.
  • Aún no pagan la deuda: ¿qué hago?: Lo primero que debe hacer una pyme o emprendimiento que no puede cobrar una deuda después de 30 días del plazo estipulado para el cobro es reportarla en los burós de crédito para generar un bloqueo comercial del moroso. Esto impedirá que pueda seguir accediendo a créditos, sin antes regularizar con el acreedor.
  • Evitar el círculo vicioso: Hay muchas pymes que por no haber podido cobrar deudas por meses, terminan ellas mismas endeudándose con terceros. Por eso, lo recomendable para la pyme es evitar por todos los medios llegar a esa situación, acudiendo rápidamente a expertos para recuperar los montos adeudados antes de terminar cayendo en deuda con terceros.
  • ¿Cobrar por adelantado?: Ante este escenario, el cobro por adelantado por un producto o servicio parecería ser la solución al posible endeudamiento. Sin embargo, depende del caso. Lo recomendable en estos casos es obtener un reporte comercial que permita analizar la solvencia del cliente previo a otorgarle crédito. Esto puede prevenir en gran medida otorgar crédito a un cliente insolvente.