Negocios

Los “proyectos estructurales” que serán el destino de la reinversión récord de utilidades de Codelco

ex-ante
Por Ex-Ante
En medio de las paralizaciones de actividades de los sindicatos de Codelco por el anuncio del cierre de la fundición Ventanas, el Gobierno acordó que la minera destine el 30% de sus utilidades a la reinversión. Con eso se reduce su necesidad de endeudamiento.

Qué observar. Codelco es la mayor empresa pública chilena y una de las más grandes del mundo en el sector de la minería. Dado que por ley debe destinar sus utilidades al Fisco, sus proyectos de inversiones en general se han financiado mediante aportes de capital del propio Estado o bien vía endeudamiento.

  • Los intereses para colocar deuda corporativa se han elevado, en un ritmo similar al incremento que están teniendo las tasas de renta fija global por el alza de la inflación y la subsecuente expansión de las tasas de política monetaria de los bancos centrales.
  • Como parte de un programa para fortalecer la posición financiera neta de Codelco y manteniendo una política de nuevos emprendimientos, el Gobierno autorizó a la estatal a utilizar el 30% de sus utilidades del período 2021-2024 para reinvertirlas en los llamados “proyectos estructurales”.
  • El anuncio ocurre en medio de la crisis política gatillada por la decisión de la minera -y del Ejecutivo- de iniciar un cierre gradual de la fundición Ventanas, en Puchuncaví. La unidad forma parte de la División Ventanas (junto con una refinería homónima), que fue traspasada en 2005 desde Enami a Codelco. La división arroja pérdidas desde hace por lo menos una década.

El plan de reinversiones. El Ministerio de Hacienda planteó este miércoles 22, al informar del acuerdo con Codelco, que la medida es inédita dado que usualmente todas las utilidades se entregan al Fisco. “Como gobierno del Presidente Boric nos hemos propuesto cuidar a Codelco, de modo de asegurar la sostenibilidad de su aporte al país. La reinversión de parte de sus utilidades permitiría controlar el nivel de endeudamiento y reducir los costos de financiamiento de la empresa y, en la medida que Codelco invierta en buenos proyectos, también será una fuente de rentabilidad futura para el Estado”, dijo el ministro Mario Marcel.

  • Parte de los objetivos indicados en el anuncio es que la firma minera avance en proyectos “medioambientalmente sustentables”. Esa alusión no es nueva en la historia reciente de Codelco: Óscar Landerretche, por ejemplo, empujó como presidente del directorio una iniciativa de trazabilidad certificada a la que se le denominó “Cobre verde”. El plan fue desechado en 2019.

La deuda. Para el economista Tomás Flores, de Libertad y Desarrollo, existe una tensión habitual entre Hacienda y las empresas estatales, “ya que el ministro busca maximizar la extracción de dividendos para financiar el gasto público, en donde es probable que la rentabilidad social es mayor que en los proyectos mineros. Así, lleva a la empresa estatal a tener que levantar deuda para financiar sus proyectos, lo que la lleva a exhibir altos niveles de deuda”.

  • La deuda de corto plazo de Codelco asciende a US$ 3.717 millones. Las obligaciones de largo plazo suman US$ 28.423 millones.
  • Sobre esa materia, “fijar un porcentaje de reinversión mejorará los índices de Codelco, pero obligará al Tesoro Público a emitir más deuda. Es posible que el total consolidado sector público no cambiará, ya que es un emisor por otro”, plantea Flores.

Los US$ 40 mil millones. Codelco comunicó que la empresa tiene la cartera de proyectos de inversión “más importante de la industria minera a nivel mundial, con un monto que alcanza los US$ 40 mil millones para la década. Estas iniciativas apuntan a construir los proyectos estructurales que asegurarán una producción de cobre en torno a 1,7 millones de toneladas anuales por cerca de 50 años más. De esta forma, se prevé que para 2030, estos proyectos contribuirán con el 75% de la producción de Codelco”.

  • Las utilidades de 2021 llegaron a US$ 1.943 millones, “por lo que la medida implicará una reinversión de US$ 583 millones”.
  • “Nos compromete a hacer aún mejor nuestro trabajo, ejecutar los importantes y enormes proyectos de inversión estructurales que tenemos en marcha y cuidar la robustez de nuestro balance financiero”, dijo Máximo Pacheco, el presidente del directorio de la empresa.

Los proyectos estructurales. Una minuta de junio de Codelco revela seis grandes iniciativas estructurales del nuevo plan de la minera.

1. Chuquicamata Subterránea. El proyecto extenderá la vida productiva de la división por al menos 40 años más. La inversión total es por más de US$ 5.500 millones. Como parte de esa reestructuración, Codelco rediseñó la refinería, la estabilización del tratamiento de material en la concentradora, la puesta en marcha de la fundición para cumplir el Decreto Supremo 28, la gestión sustentable del tranque de relaves y la inauguración de un Centro de Operación Integrado.  Se calculan reservas por 1.028 millones de toneladas de mineral de cobre, con una ley de 0,82%.

2. Rajo Inca. Corresponde a una iniciativa que comenzará a producir en 2023. Entró como parte de la División Salvador, sin la cual esa unidad hubiese cerrado este año (el campamento Nuevo Salvador alarga la vida de la división por 47 años). La inversión asciende a US$ 1.383 millones, que permitirán un crecimiento de 50% en la producción (desde 60 mil toneladas de cobre fino a 90 mil toneladas promedio por año) y 100% en la productividad. El rajo tiene más de 1.500 millones de toneladas de reservas, estima Codelco, con una ley media de mineral de 0,69% prevista para la primera década de operaciones.

3. Traspaso Andina. El proyecto permite que la vida útil de la unidad se extienda en tres décadas, que iniciará una nueva fase luego del cierre de la mina subterránea en 2023. La inversión asciende a US$ 1.455 millones. Una de las grandes innovaciones de la iniciativa es el sistema chancado primario, que se levantó como un domo de una altura de 52 metros en cuyo interior, de 70 mil metros cúbicos, se descarga el material desde los camiones. Se protege así al chancador primario (una monumental obra de ingeniería que está entre las cuatro más grandes del mundo) en invierno, cuando la temperatura baja de los -20 ºC, y bloquea la emisión de material particulado al exterior.

4. Proyectos de Teniente. Los planes en esta división apuntan a mitigación de riesgos  con Nuevo Nivel Mina y a la cartera asociada a Andes Norte-Nuevo Nivel Mina. Según las proyecciones, la modernización permitirá producir 450 mil toneladas métricas de cobre fino.

5. Planta desalinizadora. Tal como hacen otras grandes compañías mineras, Codelco tiene planes de ahorro de uso de agua continental para sus divisiones de Chuquicamata, Radomiro Tomic y Ministro Hales, todas las cuales operan alrededor de Calama. La vía para ese objetivo es una planta desalinizadora, cuya fase 2 podría acelerarse para llegar a 1.956 litros por segundo (la fase 1 es de 840 l/s). El proyecto considera numerosas obras, incluidas marítimas, un mecanismo para impulsar el agua de más de 160 km de tuberías de transporte y la infraestructura eléctrica asociada. Cada una de las tres estaciones de bombeo tendrá cuatro bombas.

6. RT Sulfuros. La segunda fase de este proyecto está en estudio. El objetivo es que en Radomiro se traten los sulfuros dado que allí se acabaron los óxidos.

¿Y Ventanas? En los proyectos estructurales que había hasta 2021 solía incluirse la inversión en la División Ventanas para mejorar su eficiencia ambiental. Tras el anuncio de cierre, cuya concreción será motivo de una intensa negociación parlamentaria, laboral y social, esos planes han quedado suspendidos en la práctica.