Política

Crisis por los indultos: El trasfondo de la caída de Meza-Lopehandía, el renunciado jefe de gabinete

ex-ante
Agencia Uno - Matías Meza-Lopehandía
Por Ex-Ante
La crisis en el gobierno desatada por la criticada decisión de Boric de indultar a 12 condenados por delitos en el 18-0 y al ex frentista Jorge Mateluna, además de desatar la renuncia de Marcela Ríos a Justicia, le costó el cargo a su más estrecho colaborador, su ahora ex jefe de gabinete Matías Meza-Lopehandía.

Contexto general. El Presidente Boric, que a raíz de los indultos enfrenta la peor crisis de su gobierno, anunció en la tarde de este sábado la salida de la ministra Marcela Ríos y poco después se dio a conocer la salida del jefe de gabinete presidencial Matías Meza-Lopehandía. En medio de fuertes cuestionamientos por su desempeño por parte del oficialismo, en especial del Socialismo Democrático, Meza-Lopehandía, era considerado el hombre más poderoso del Segundo Piso de La Moneda y se le responsabilizó por la caída de la ex jefa de asesores, Lucía Dammert, con quien tenía fuertes divergencias. Fue sustituida en septiembre por Miguel Crispi.

  • Su poder también se traducía en ser el interlocutor más cercano de Boric, al punto de ser su acompañante habitual en conversaciones de alto nivel del Presidente con dirigentes políticos, como el presidente del PS, Álvaro Elizalde, y el presidente de la UDI, Javier Macaya, entre otros.
  • Los jefes de gabinete tienen como misión base el controlar la agenda de los presidentes (quiénes entran y quiénes salen en ella), y ejecutar instrucciones del gobernante; aunque ciertas veces, algunos han llegado a ostentar un poder mayor que otros ministros políticos. Fue ese el caso de Ana Lya Uriarte en Bachelet 2, o Rodrigo Peñaililllo sobre el final del primer gobierno de la exmandataria.
  • La labor del Segundo Piso consiste en asesorar al Presidente y, principalmente, supervisar el trabajo de los ministros para otorgarle información al mandatario respecto de su desempeño y proporcionarle elementos de juicio en sus decisiones. En el caso de los indultos, falló gravemente al no darse cuenta de una serie de errores cometidos por el ministerio de Justicia al elaborar la lista de indultados.
  • A lo largo de sus 10 meses de gobierno, el Presidente ha sido objeto de críticas por la composición del Segundo Piso, hegemonizado por personas de la misma generación de Boric, vinculados a Apruebo Dignidad (de ahí la crítica del Socialismo Democrático) y por tener poca experiencia en temas de Estado.
  • El pasado 29 de diciembre, los cuatro presidentes de partido de Socialismo Democrático llegaron hasta La Moneda para sostener una reunión con Meza-Lopehandía. En Palacio estuvieron cerca de una hora, y en la cita mostraron su molestia por la poca participación que tienen los personeros de sus colectividades en los espacios de tomas de decisiones del Gobierno.

[VIDEO] El reportaje de T13 que destapó el amplio prontuario de uno de los 13 indultados
Lee También >

[VIDEO] El reportaje de T13 que destapó el amplio prontuario de uno de los 13 indultados

El perfil y la trayectoria del ex jefe de gabinete. Militante de Convergencia Social, el partido de Boric, Meza-Lopehandía forma parte del grupo de amigos personales del Presidente que lo ha seguido en su tránsito político desde que fue presidente de la FECh en 2012, núcleo que integran la constituyente Constanza Schonhaut, el diputado Gonzalo Winter y el economista Nicolás Grau, entre otros.

  • Más allá de que fue un apoyo a la labor legislativa de Boric -hasta antes del 11 de marzo se desempeñaba como asesor en la Biblioteca del Congreso- el abogado hacía de consejero político permanente de Boric, al igual que los otros integrantes del grupo.
  • Meza-Lopehandía fue el primer miembro del colectivo Estudiantes Autónomos en ser electo presidente del Centro de Estudiantes de Derecho en 2005. Ese mismo año Boric entró a la facultad, y empezó a militar en ese colectivo, del cual Meza-Lopehandía era un referente para Boric, recuerdan en su entorno.
  • Durante la campaña, asesoró a Boric en sus propuestas de DD.HH. y pueblos indígenas, pero también entregando miradas del diseño institucional del programa de gobierno, dada su expertise en su rol en la Biblioteca del Congreso. Pero optó por no ocupar un rol permanente en los equipos programáticos y mantenerse en el Congreso.
  • En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales fue designado como secretario ejecutivo del equipo político, grupo del comando que lideraba el ministro Giorgio Jackson junto a un representante de cada uno de los partidos de Apruebo Dignidad (entre ellos Camila Vallejo, Miguel Crispi y Camila Rojas).
  • El rol de Meza-Lopehandía era moderar las reuniones, ordenar la tabla, sintetizar las distintas posturas de modo de ordenar el debate y lograr acuerdos. “Se erigió en alguien capaz de realizar esos ejercicios políticos y traspasárselos a Boric”, explican quienes participaron de esas reuniones.

Sus ideas sobre el conflicto mapuche y la ex Concertación: Tras egresar de Derecho se desempeñó como abogado del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas, materia de permanente presencia en sus escritos. Después realizó un Magíster en DD.HH. en la London School of Economics and Political Science, y en los últimos años aterrizó en la Biblioteca del Congreso. En algunos textos plasmó una crítica visión a la ex-Concertación y el proceso constituyente de Bachelet.

  • Áreas de autonomía Indígena: Su tesis de Derecho en 2009 versó sobre “Territorio y autonomía de los pueblos originarios” y la dedicó a Temucuicui. Defendía que un “contenido mínimo de la autonomía territorial supone el control autónomo del territorio y los recursos naturales (…) Los Pueblos Originarios podrán establecer sus formas de organización política, económica y social dentro de sus territorios”.
  • Expropiaciones a forestales: En 2009, en un blog suyo, escribió que la salida al conflicto mapuche es “la restitución de las tierras ancestrales. (…) ¿Y cómo hacerlo? Expropiación conforme a la Constitución vigente, mediante una ley que la autorice en función del interés nacional”.
  • Dura crítica a la ex Concertación: En 2016, dijo sobre ese conglomerado: “Los que en algún momento encarnaron las esperanzas de retomar el ideal igualitario abortado por el terrorismo dictatorial, terminaron convirtiéndose en un servil administrador del modelo neoliberal, o su pusilánime parchador”.
  • Cuestionamiento al proceso constituyente de Bachelet: lo tildó de “vía institucional deficitaria y sospechosa, diseñada para fracasar o terminar siendo una legitimación de un cambio constitucional gatopardista”.