Política

Trasfondo: Jackson suma apoyo clave del PPD en su disputa con la ex Seremi que lo denuncia

ex-ante
Por Ex-Ante
Este martes, la directiva del PPD emitió una declaración pública respecto de lo ocurrido con la ex seremi Patricia Hidalgo, quien milita en el partido y abandonó el cargo acusando a Jackson y al gobierno de haber recibido presiones para votar proyectos de una manera en que ella, pensaba, no era la correcta. El partido no la respaldó, un punto que era clave para el ministro, quien fuera el factotum de Boric en la primera etapa de su gobierno y hoy está siendo amenazado desde la derecha con una acusación constitucional o una interpelación.

Qué observar. La declaración de la mesa directiva del PPD, que se reunió el lunes, cuando explotó el caso, señala lo siguiente:

1. El PPD es parte de la alianza del gobierno, miembro de la coalición del Socialismo y desde este espacio contribuimos y seguiremos avanzando en las transformaciones sociales que encabeza el Presidente Boric.

2. La designación de los cargos de exclusiva confianza solo le corresponde su remoción a la autoridad que lo nomina y por responsabilidad política, al ser un partido con historia y consecuencia, siempre respetaremos el uso exclusivo de la facultad de la autoridad.

3. Reconocimos la trayectoria política de la militante Patricia Hidalgo, no obstante, su proceder no se condice con el comportamiento que todos los militantes del PPD deben tener en el ejercicio de los cargos y funciones públicas, sobre todo al dejar de ejercer el mismo.

4. Rechazamos enérgicamente la utilización engañosa y arbitraria de la extrema derecha para sacar réditos políticos de esta situación, tratando de perjudicar al gobierno, enlodando la acción de los ministros, utilizando una herramienta para fines mezquinos.

5. Finalmente, todas las circunstancias que han rodeado estos hechos y que ameriten un pronunciamiento deben ser investigados por las autoridades correspondientes. De los resultados de estos, nos corresponderá definir sanciones si así procediere. El PPD seguirá colaborando activamente con la gestión del gobierno y en el cumplimiento de las políticas públicas a las cuales nos hemos comprometido.

Qué significa. El que el PPD aluda a la ex seremi señalando que “su proceder no se condice con el comportamiento que todos los militantes del PPD deben tener en el ejercicio de los cargos y funciones públicas” supone un importante triunfo político para Jackson, quien sostuvo que Hidalgo fue desvinculada de su cargo por haberse desentendido de la presentación de denuncias ante indicios de la presunta violación de una niña en un recinto de atención a personas en situación de calle.

  • La ex seremi había dicho que, al momento de ser despedida, le preguntó a Jackson si de aquello estaba enterada la ministra Carolina Tohá -militante del PPD- y la presidenta de su partido, Natalia Piergentili. Más tarde, en entrevistas con canales de televisión, señaló haber conversado en diversas oportunidades con Piergentili.
  • Pues bien, la declaración pública del PPD deja claro que Jackson no solo cuenta con el respaldo de Tohá, lo que aparece como una obviedad, aunque no siempre en la política las cosas tienen el tránsito esperado.
  • En su declaración, el partido desautoriza a la ex Seremi, en momentos en que el Partido Republicano baraja la posibilidad de acusar constitucionalmente a Jackson o al menos interpelarlo por el caso de la ex Seremi y de la grave paralización del diagnóstico de niños vulnerables -al invalidarse las adjudicaciones a organismos colaboradores- en el Servicio Menor Niñez, que actúa bajo el alero del Ministerio de Desarrollo Social.
  • Bajo la amenaza de una parte de la derecha, para Jackson era clave cerrar flancos en el oficialismo, donde aún tiene cuentas pendientes, pese a que ya hace 3 meses que abandonó la Secretaría General de la Presidencia ante severas críticas de parlamentarios de distintos colores políticos a su labor.
  • A partir del caso de la ex seremi, el senador Fidel Espinoza -con quien arrastra problemas desde que a Jackson se le atribuyó el no haber parado la ofensiva del FA-PC para poner fin a la Cámara Alta en la Convención Constitucional- dijo lo siguiente: “Una vez más Giorgio Jackson. La nueva forma de gobernar es peor que las malas prácticas que denunciaban. Dónde queda tu superioridad moral caradura. Sacaste a una Seremi por no querer votar como tú querías un proyecto medioambiental, lo peor de la política”. La afirmación fue desmentida por el ministro.
  • El desembarco de Jackson en el Ministerio de Desarrollo Social suponía evitar la sobreexposición política que tuvo en la primera etapa del gobierno, marcada por el apoyo del gobierno a la campaña del Apruebo, una serie de reveses en el Parlamento y la airada reacción del Socialismo Democrático cuando él dijo -un mes antes del plebiscito- que “nuestra escala de valores y principios en torno a la política dista del gobierno anterior, sino que creo que frente a una generación que nos antecedió”.
  • Sin Siches en Interior y con el control político del gobierno en manos de la centroizquierda, la caída de Jackson en las encuestas siguió siendo acentuada en las semanas siguientes.