Nacional

Pese a ser puntaje nacional joven residente de Mejor Niñez no tiene dinero para estudiar en Santiago

T13
Por T13
"Matías cuenta con gratuidad, pero no es suficiente, porque necesita los insumos para estudiar, él es de Hualpén", sostuvo director Remper Casa Central de la Fundación Ciudad del Niño, Andrés Polanco, quien acusó la existencia de una "angustia" respecto a que el joven de 19 años pueda cumplir su sueño de estudiar Medicina en la Universidad de Chile.

Andrés Polanco, director del Remper Casa Central de la Fundación Ciudad del Niño Ricardo Espinoza de Hualpén, Región del Biobío, advirtió que Matías Muñoz, joven de 19 años que alcanzó puntaje nacional en la Prueba de transición (PDT) 2021, no posee los medios para poder cumplir del todo su sueño de estudiar Medicina.

Fue durante este martes que el joven que vivió en una residencia del servicio Mejor Niñez (ex Sename) desde los 12 años fue confirmado como uno de los puntajes nacionales del proceso de Admisión 2022, alcanzando 850 en Matemática, 611 en Lenguaje y 752 en Ciencias, además de un promedio de 801 por el NEM.

"Me esforcé bastante, estudié y todo (…) Cuando vi los resultados fue como que valió la pena cada vez que dejé de lado el salir con amigos o ir a una fiesta", destacó el joven, cuyo sueño es estudiar Medicina en la Universidad de Chile, pero tal aspiración podría verse afectada.

Y es que según explicó Andrés Polanco a T13, "estamos súper felices y contentos, pero a su vez preocupados, porque se cumplió el primer objetivo que fue lograr el puntaje necesario para acceder o postular a la carrera de Medicina en la Universidad de Chile, pero viene la segunda etapa de esto, que es que Matías vaya a Santiago a estudiar".

El emotivo mensaje de puntaje nacional: “Soy una chica de Puente Alto, criada solo por mi mamá” T13
Lee También >

El emotivo mensaje de puntaje nacional: “Soy una chica de Puente Alto, criada solo por mi mamá”

"Claramente los recursos con que el programa cuenta son escasos y en muchas ocasiones alcanza solo para cubrir las necesidades básicas de los chiquillos y chiquillas que habitan en la residencia", sostuvo.

Al ser consultado sobre qué le parece esta situación, Polanco reconoció que "me parece grave y desmotivante, porque necesitamos que nuestros jóvenes con talento no sean coartados por una situación económica, teniendo las capacidades para poder lograr sus metas, bajo un contexto -y hay que resaltar esto- muy adverso, que es estar institucionalizado".

"Matías logra saltar esta barrera y gracias a la resiliencia, su esfuerzo propio, con ayuda de un equipo técnico con el que cuenta el programa", comentó, afirmando que existe una angustia "de no saber si realmente va a poder concretar su sueño, por algo meramente económico".

De paso, Andrés Polanco confirmó que "Matías cuenta con gratuidad, pero no es suficiente, porque necesita los insumos para estudiar, él es de Hualpén".

"Necesita ir a vivir a Santiago para estudiar a la Universidad de Chile, eso conlleva tener plata para locomoción, fotocopias y la estadía, llámese una pensión, poder arrendar un pequeño departamento. Necesitamos recursos para aquello, no es suficiente lograr el puntaje, sino que concretar lo otro, que es tan importante como lo primero", explicó al respecto.

"Tenemos la esperanza de que como este caso ha sido tan mediático puedan haber algunas personas que se conmuevan y puedan ayudar o aportar o que también el Estado pueda hacerse cargo de subvencionar a Matías y que el chiquillo logre estudiar en Santiago", añadió Polanco.