Política

El Plan de Seguridad que Carabineros y el Gobierno preparan para el plebiscito del 4 de septiembre

ex-ante
Ex-Ante - Referencial de seguridad nacional
Por Ex-Ante
La masiva asistencia de electores a los locales de votación ante un proceso de carácter obligatorio provocó que desde hace algunos días se constituyera una Plana Mayor Especial a cargo de revisar los detalles de un plan que se aplicará en todo el país. El énfasis estará en la Región Metropolitana y algunos lugares clave, como Villa Francia, Peñalolén, La Pincoya, Puente Alto o San Bernardo, pero las miradas también están puestas en la Macrozona Sur.

La Plana Mayor Especial: La policía uniformada prepara su planificación para el 4 de septiembre próximo teniendo como base la Orden general Nº 2.870 del 8 de septiembre de 2021, que detalla y regula la actuación policial y el derecho a reunión, entrega protocolos para el mantenimiento y restablecimiento del Orden Público, para la intervención en reuniones públicas o manifestaciones, como también para la intervención ante acciones ilícitas.

  • Desde hace algunos días, la institución policial trabaja en el plan preventivo destinado a aplicar el domingo 4 de septiembre. Aunque el plan operativo de orden público alcanzará a todo Chile, especial atención hay en la Región Metropolitana, que concentra la mayor cantidad de votantes. Lo mismo ocurre con la Macrozona Sur, aunque se estima que le extensión del Estado de Excepción y la presencia militar, serán un factor disuasivo.
  • Ya se constituyó la denominada Plana Mayor Especial, que tiene la responsabilidad de dirigir el trabajo de planificación, reunir y analizar toda la información que recopila la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOLCAR) y participar en las reuniones de coordinación que dirige el Ministerio del Interior y Seguridad Pública.
  • Aunque no fue confirmado ni desmentido por Carabineros, todo indica que nuevamente asumió esta responsabilidad al General Juan Muñoz Rodríguez, actual Jefe Zona de Seguridad Privada, Control de Armas y Explosivos de la institución, quien tiene una importante experiencia pues ha estado al frente de los últimos procesos electorales.

Vallejo insiste que la actual Constitución pone limitaciones, pero cree que eso no impedirá gobernar Agencia Uno - Ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo
Lee También >

Vallejo dice que Constitución actual pone "limitaciones", pero añade: "Eso no nos impide gobernar"

Análisis interno. Los primeros análisis de los uniformados apuntan a que el nivel de riesgo a asumir una vez que se conozcan los resultados, dependiendo qué alternativa gane el proceso electoral, va desde medio a bajo. Como es un acto eleccionario consagrado en la ley, se piensa, la presencia de las Fuerzas Armadas es un elemento inhibidor que influye en la perpetración de actos graves por partes de grupos antisociales. Por lo mismo, el grueso de las fuerzas de Carabineros puede dedicarse exclusivamente al control preventivo o a sofocar las alteraciones al orden público.

  • No se descartan desórdenes provocados por actores que usan estas acciones como excusa para perpetrar delitos contra la propiedad privada y pública, como robos, saqueos o destrucción de mobiliario e instalaciones, reclamando una supuesta disconformidad con los resultados electorales.
  • Para ello, la planificación de Carabineros considera la instalación de escuadras de control de orden público (ECOP) en cada unidad operativa.
  • Este grupo tiene como misión la contención primaria de desórdenes o manifestaciones no autorizadas.
  • En caso que la situación se torne más violenta, actuaría personal de control de orden público de las dos prefecturas especializadas que tiene la Región Metropolitana, que antes se conocían como Prefectura de Fuerzas Especiales. Lo mismo ocurrirá en regiones.
Revisa también este video:

El rol del GOPE. En caso de hechos de mayor gravedad, como atentados explosivos o ataques con armas de fuego, se reserva al denominado Grupo de Operaciones Especiales (GOPE), que tienen experiencia y una preparación de alto nivel para enfrentar situaciones extremas. En todo caso, según aclaran en la institución, ellos son la última alternativa en caso de alteraciones graves al orden público.

Los puntos conflictivos. Respecto de puntos neurálgicos en la Región Metropolitana, se identifican los usuales, según señalaron, como es Plaza Baquedano, La Pincoya, y algunos puntos de San Bernardo, Puente Alto y Huechuraba. Se estima que Villa Francia y Peñalolén, que en algún momento fueron considerados como muy conflictivos, podrían registrar incidentes de menor envergadura.

  • En días más próximos a las elecciones se organizarán coordinaciones con los municipios donde pueden generarse desórdenes para retirar desde la vía pública escombros, neumáticos o elementos que pueden ser usados como barricadas o proyectiles. Este trabajo se ha desarrollado en elecciones anteriores con muy buenos resultados, según señalan en la institución policial.
  • Respecto de la autoridad ministerial, en los últimos días se han realizado reuniones destinadas a revisar el estado de avance, las planificaciones y cruzar información de inteligencia que aportan tanto DIPOLCAR, PDI y la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI).

Los que no participarán en el proceso. Una de los aspectos que debe definirse próximamente, tanto por parte el SERVEL como del Gobierno, es la modalidad que se usará para excusarse por la no participación en el proceso, ya sea por enfermedad u otras causales. Este es un acto electoral obligatorio, según explican, con multas para quienes no asistan.

  • Anteriormente debía hacerse en forma presencial en los cuarteles de Carabineros correspondiente al domicilio. Una alternativa que se baraja es usar la Comisaría Virtual de Carabineros, que tuvo un rol clave durante la cuarentena por la pandemia, con uso masivo por parte de los ciudadanos. Con eso se evitaría una mayor afluencia en los cuarteles policiales y el uso de personal extra para recibir a los electores.

Telón de fondo. El control del orden público se ha convertido en uno de los flancos del gobierno de Boric, que se pondrá a prueba la noche del plebiscito y los días siguientes. Para algunos parlamentarios oficialistas se trata de un factor muy sensible, dado que el proceso constituyente, de una forma u otra, tuvo su origen en las violentas protestas del 18-O.