Política

Corpesca: Orpis quedará en arresto domiciliario total a la espera de que condena quede ejecutoriada

Por T13
Este viernes el ex senador UDI fue condenado a una pena efectiva de cárcel por los delitos de fraude al fisco y cohecho. Sin embargo, antes de que ingrese a prisión, se deben revisar los recursos de nulidad o apelaciones por parte de su defensa.

"Constituye la primera condena por financiamiento delictivo de la política (...) Creemos que es una sentencia que marca un precedente", afirmó este viernes la fiscal Ximena Chong tras la decisión del Tercer Tribunal Oral en lo Penal de condenar al ex senador UDI Jaime Orpis a 5 años y un día por el delito de fraude al fisco y 600 día por cohecho.

Luego de que el tribunal diera lectura de la sentencia, el tribunal analizó las medidas cautelares con que se encuentra el ex parlamentario. Esto mientras se resuelven los posibles recursos de nulidad o apelaciones que -con toda seguridad- presentará su defensa. 

En esta audiencia la fiscalía pidió que Orpis ingresara a prisión preventiva, lo que fue rechazado por su defensa, que argumentó que el ex parlamentario no tendría peligro de reincidencia al haber perdido sus derechos políticos ni tampoco riesgo de fuga, asegurando que el mejor escenario para el ex senador sería solicitar la libertad condicional cuando cumpla la mitad de su condena. "¿Cual es el riesgo que asume frente a una fuga?, es que no obtendrá la libertad condicional", argumentó su abogado, Sergio Rodríguez.

Aunque el tribunal estimó que el ex senador enfrenta una pena de cárcel efectiva, "siempre ha dado cumplimiento estricto a las medidas cautelares", por lo que se mantendrá en arresto domiciliario total a la espera de que la condena quede ejecutoriada.

Lee También >

Caso Corpesca: Condenan a Jaime Orpis a cumplir pena efectiva de cárcel

Y es que Orpis comenzará cumpliendo la pena de mayor gravedad y sirviendo de abono un total de 1.301 días, considerando los días en que estuvo en arresto domiciliario o prisión preventiva. Lo anterior se traducuría en que el ex senador permanecería poco más de tres años en la cárcel, pudiendo acceder a beneficios al año y medio.

A las penas de cárcel se suma la inhabilidad para ejercer empleos públicos durante la privación de libertad, sumado a la pérdida de sus derechos políticos, y multas por 109 millones de pesos, las que podrá cancelar en 12 cuotas.